Ciudades medievales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 43 (10572 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo I: el comercio en el mediterráneo hasta fines del siglo VIII
Sobre el Imperio Romano, lo que de entrada llama la atención es su carácter mediterráneo.
No cabe duda de que el mar representa, al mismo tiempo, la garantía de la unidad política y económica del imperio: la existencia de ambas depende del dominio sobre el mar.
A partir del siglo IV, la preeminencia comercial de los sirioses por cierto uno de los hechos más interesantes de la historia del bajo imperio. Debió contribuir ampliamente a la progresiva orientación de la sociedad que conduciría finalmente al bizantinismo., cuyo vehículo es el mediterráneo. No hay porque admirarse pues, al ver a los gérmenes, desde el comienzo del periodo de los invasores, esforzándose por alcanzar esas mismas costas para radicarse enellas. Cuando, en el curso del siglo III, las fronteras ceden por primera vez ante su empuje, se lanzan de un envión hacia el sur. A ojos vistas, codician aquellas regiones bendecidas, en las que la suavidad del clima y la fecundidad de la naturaleza se unen a la riqueza y a los atractivos de la civilización. De esta primera tentativa de los barbaros, solo quedaron las ruinas que causo. Roma conservabael vigor suficiente como para expulsar a los invasores.
Al comienzo del siglo V, ha perdido la partida. Todo el occidente es invadido. Sus provincias se transforman en reinos germánicos. Los vándalos se instalan en África, los visigodos en Aquitania y en España, los burgundios en el valle del Rodano, los ostrogodos en Italia. El objetivo de los vencedores, libres por fin de instalarse a sugusto, era el mar, aquel mar que durante mucho tiempo los romanos llamaron con tanto afecto como orgullo, mare nostrum. Hacia él se dirigen todos sin excepción, impacientes por radicarse en sus costas y de gozar su belleza. Y los francos no llegaron hasta el desde el comienzo porque, como vinieron después, hallaron el lugar ocupado. Pero también ellos se obstinan en su posesión.
El establecimiento delos gérmenes en la cuenca del Mediterráneo no señala en modo alguno el comienzo de una nueva época en la historia de Europa. Por grandes que hayan sido sus consecuencias, no termino con el pasado, ni quebró la tradición. El propósito de los invasores no era aniquilar el Imperio Romano, sino instalarse y gozar de él. En realidad, lo que conservaron supera en mucho a lo que destruyeron y a lo queaportaron de nuevo.
Su civilización sobrevive en ellos a su dominio. Por la Iglesia, por la lengua, por la superioridad de las instituciones y del derecho, se impone a sus vencedores. En medio de las conmociones, de la inseguridad, de la miseria y la anarquía que acompañaron a las invasiones, si es cierto que se degrada, conserva al menos en su degradación una fisonomía aun netamente romana. ElMediterráneo no pierde su importancia después del periodo de las invasiones. Colonizado por los barbaros, el nuevo mundo conserva en sus rasgos generales, la fisonomía del mundo antiguo.
Ya en los últimos tiempos del Imperio, se asiste a una decadencia acentuada, naturalmente, por la catástrofe de las invasiones.
Como la organización eclesiástica no sufrió casi ninguna alteración en la época delas invasiones, pudo así conservar en los nuevos reinos fundados por conquistadores germánicos, su carácter municipal. A partir del siglo VI la palabra civitas toma el sentido especial de ciudad episcopal, de centro de una diócesis. Al sobrevivir al Imperio, la Iglesia contribuyo, a salvaguardar la existencia de las ciudades romanas.
Sus instituciones municipales no desaparecieron bruscamente alllegar los germanos. No solo en Italia, sino en España y aun en Galia, continúan manteniendo sus Decuriones, es decir, un cuerpo de magistrados provistos de autoridad judicial y administrativa cuyos detalles nos escapan, pero cuya existencia y origen romano no podemos negar. La circulación interior, la importación y exportación de los productos y de las mercaderías, tuvieran allí un papel muy...
tracking img