Civilizacion amerindia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5418 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El estilo de la civilización amerindia

Manuel Gutiérrez Estévez

En las dos últimas décadas, algunas organizaciones indianistas de América Latina, las de mayor radicalismo político, están utilizando un discurso en el que contraponen “la civilización occidental” con la “civilización india”. Esta invención de una tradición pan-india, es algo que arqueólogos, historiadores o antropólogos hemosconsiderado siempre como poco fundada e inverosímil. Sin embargo, la contraposición de ambas civilizaciones imaginadas, la occidental y la india, es uno de los instrumentos -quizá, el más directo- de los varios que se están utilizando para intentar construir una identidad indígena continental que sea políticamente operativa. Y así, la doctrina política indianista mantiene como postulado básico elde la existencia de una profunda y escondida unidad entre todas las culturas amerindias (por muy diferentes que nos parezcan) y, además, que esta unidad constituye y se expresa en una civilización común y en un proyecto civilizatorio también compartido.
Una mayoría de los dirigentes indígenas, seducidos por el ecologismo reinante, creen que un aspecto central de la diferencia entre lacivilización india y la occidental está en la concepción de la naturaleza y en las relaciones que el hombre establece con ella. Piensan que, en la civilización india, el hombre es parte integrante e indisoluble del cosmos y su realización plena consiste en ajustarse armónicamente al orden universal de la naturaleza. El hombre es naturaleza; no domina ni pretende dominar: convive, existe en la naturaleza,como un momento de ella. En cambio, se dice que Occidente avasalla al mundo natural y, en última instancia, destruye al hombre mismo. Pero hay posiciones más elaboradas y dignas de atención y, como ejemplo, voy a resumir las tesis de Javier Lajo.
Javier Lajo es un dirigente del movimiento indianista peruano y ha publicado artículos y ensayos sobre el pensamiento y la filosofía indígenas de lasculturas andinas. Es natural del pueblo de Pocsi, en las alturas de Arequipa, antiguamente de lengua puquina. Ha estudiado economía y sociología y está haciendo un postgrado en filosofía. En uno de sus trabajos más conocidos comienza declarando que “actualmente venimos trabajando en compañía de algunos hermanos en la búsqueda de un deslinde cultural completo con la cultura occidental”. Una vezrealizada tal labor, “podremos construir desde nuestra visión indígena un mestizaje digno y desechar el hibridismo estéril que malogra nuestros días”.
La difícil tarea de “deslinde” comienza con una “crítica de la filosofía occidental”. Lajo considera que el concepto central de todos los filósofos occidentales (desde los neoplatónicos hasta Marx) “es la idea creadora o de origen en el uno, sea esta lamateria, el espíritu, la idea, Dios, etc”. Compara las tesis neoplatónicas de Proclo con Hegel y Marx para concluir que todos “se basan en el concepto primario de la estructura del pensamiento occidental, que es el concepto de la unidad creadora, del ‘unitarismo’ o de un ‘generador’ del todo a través del origen”.
Si lo entiendo bien, el argumento de Lajo es que el hombre creado por un Dios únicoa su imposible “imagen y semejanza” construye una condición humana afectada de deficiencia permanente y de culpabilidad anticipatoria por no poder nunca realizar el modelo conforme al que fue creado. El tiempo errático -esto es, un tiempo no articulado con lo que llama “tiempo global divino”- y la “culpabilidad anticipatoria” tienen el efecto de reducir toda relación entre sujetos a una relaciónalienada de sujeto-objeto. Y aquí parece estar el meollo: “...aquí están las ‘fallas de origen’ de la civilización occidental, el origen de su reputada mezquindad, de su belicismo, de su sangre fría; y de su responsabilidad en la muerte compulsiva o asesinato de cientos de millones de seres humanos en las guerras de expansión colonialista y de ‘conquista’. Es decir, este es el origen y...
tracking img