Cjmatusalem11

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2177 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
César Vallejo: El Tungsteno
Laura, una india rosada y fresca, bajada de la puna a los ocho años y vendida por su padre, un mísero aparcero, al cura de Colca, fue traspasada, a su vez, por el párroco a una vieja hacendada de Sonta, y luego, seducida y raptada, hacía años, por Mateo Marino. Laura desempeñaba en casa de "Marino Hermanos" el múltiple rol de cocinera, lavandera, ama de llaves,sirvienta de mano y querida de Mateo. Cuando José venía de (Quilvica), por pocos días a Colca. Laura solía acostarse también con él, a escondidas de Mateo. Este, sin embargo, lo había sospechado y, más aún, últimamente, de la sospecha, pasó a la certidumbre. Pero el juego de Laura no parecía incomodar a "Marino Hermanos". Al contrario, los brazos de la criada parecían unirlos y estrecharlos máshondamente. Lo que en otros habría encendido celos, en "Marino Hermanos" avivó la fraternidad.
Cuando Laura entró al cuarto donde estaban los Marino, éstos, la observaron de reojo y largamente: José, con apetito, y Mateo, un tanto receloso. Mientras Laura sirvió la comida, los dos hermanos no habían hecho caso, absorbidos como estaban por los negocios. Pero ahora, venía el sueño, y se acercaba elinstante de la cama, Laura despertó de pronto una viva atención en "Marino Hermanos".
-¿Ya está lista la cama de José?.-le preguntó Mateo.
-Ya, señor -respondió Laura.
-Bueno. ¿Has dado de comer al caballo?
-Si, señor. Le he echado un tercio de alfalfa.
-Bueno. Ahora, más tarde, cuando se enfríe más, le quitas la montura y le echas otro tercio.
-Muy bien, señor.
-Y bien de mañana, anda donde eltuerto Lucas y dile que vaya a traerme la mula negra. Dile que esté aquí, a lo más, a las nueve de la mañana. Sin falta. Porque tengo que ir a la chacra…
-Muy bien, señor. ¿No necesitan otra cosa?
-No. Puedes ir a acostarte.
Laura hizo un gesto de sumisión.
-Buenas noches, señores -dijo, y salió inclinada.
Los hermanos Marino miraron largamente el esbelto y robusto cuerpo de Laura, que sealejaba a paso tímido, las polleras granates, cubriéndole hasta los tobillos, la cintura cadenciosa y ceñida, los hombros altos, el pelo negro y en trenzas lacias, el porte seductor.
Las camas de José y de Mateo estaban en un mismo cuarto. Una vez los dos acostados y apagada la vela, reinó en toda la casa un silencio completo. Ni uno ni otro tenían sueño, pero los dos fingieron quedar dormidos.¿Cavilaban en los negocios? No. Cavilaban en Laura, que estaba ahora haciendo su cama en la cocina. Se oyó de pronto unos pasos de la muchacha. Después, un leve ruido del colchón de paja, al ser desdoblado. Luego, Laura poniéndose a remendar un zapato, se compuso el pecho. ¿En qué pensaba, por su parte, Laura? ¿En ir a desensillar el caballo y echarle el otro tercio? No. Laura pensaba en "MarinoHermanos".
Laura, por haber vivido, desde su niñez, la vida de provincia, se había afinado un poco, tomado muchos hábitos y preocupaciones de señorita aldeana. Sabía leer y escribir. Con lo poco que le daba Mateo, se compraba secretamente aretes y vinchas, pañuelos blancos y medias de algodón. También se compró un día una sortija de cobre y unos zapatos con taco. Uno que otro domingo iba a misa, bientemprano, antes de que se levantase su patrón y amante. Y Laura, sobre todo, se había impregnado de un erotismo vago y soñador. Tenía veinte años. ¿Quiso alguna vez a un hombre? Nunca. Pero habría deseado querer. Por su patrón sentía más bien odio, aunque esto odio anduviese disfrazado, dorado o amordazado por un sentimiento de vanidad de aparecer como la querida del señor Mateo Marino, uno de losmás altos personajes de Colca. Pero el odio existía. Íntimamente, Laura experimentaba repugnancia por su patrón, cuarentón colorado, medio legañoso, redrojo, grosero, sucio, tan avaro como su hermano y que, por su parte, tampoco sentía el menos afecto por su cocinera. Cuando había gente en casa de "Marino Hermanos", Mateo ostentaba un desprecio encarnizado e insultante por Laura, a fin de que...
tracking img