Clase no directiva

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 5 (1188 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 4 de julio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El profesor y los medios informativos en una clase no directiva.



EL PROFESOR Y LOS MEDIOS INFORMATIVOS EN UNA CLASE NO-DIRECTIVA
Nuestra pedagogía está fundada en esta verdad de base: La superioridad del aprendizaje sobre la enseñanza. Se conoce el adagio rogeriano: Hay que comprenderlo bien. El maestro es en su clase el agente principal de un cierto número de informaciones.Sabe cosas que los alumnos no saben y recibe de hecho un status de . Podrá aportar al alumno su saber bajo forma de exposiciones magistrales más didácticas.... pero al tener la administración de un saber en la clase transformada en auditorio, interviene un nuevo factor: el hecho capital de una pregunta que devuelva la iniciativa al grupo así como el control. La cuestión esencial que plantea laafirmación de Rogers es la siguiente: ¿Cómo provocar la iniciación de si en los alumnos, sin la cual toda información corre el riesgo de ser un parásito?

¿Hay que suprimir la lección magistral?

Con frecuencia pasamos rápidamente sobre la falsa oposición entre no-directivo y didáctico: ser no-directivo no quiere decir Hemos visto anteriormente lo simple que sería delimitar elproblema a esta ecuación. Cierto, la actitud no-directiva excluye una cierta forma de didactismo. Insistiremos sobre este punto, que no debe tener dificultad para nuestros lectores. La primera conversación del maestro pasa por y la tentación de es siempre amenazante.

Al comparar no-directividad y no-didactismo es el rol de alguna forma expectativo del profesor, lo que se quiere justamenteseñalar. Pero cuando la cuestión se formula en condiciones sanas que no conducen a la alienación del grupo, hemos demostrado cómo una actitud verdaderamente no-directiva conduce al profesor a proporcionar, de la mejor forma, las informaciones de las cuales, en el seno del grupo, es el principal experto. Es una vergüenza mal entendida para un profesor el saber sobre algunas cuestiones precisasmenos que sus alumnos (la situación no-directiva mostrará aveces esta aparente inferioridad). Pero sería irrealista y, por ello, antipedagógico que un profesor tuviera el de saber habitualmente más que ellos.

La ambivalencia del estatuto de experto.

La eficacia de la aportación profesoral dependerá sobre todo de que el profesor se niegue a sacar provecho de su condición de expertoprincipal para establecer su prestigio. Los estudios de los treinta últimos años en psicología social han puesto de manifiesto que, tanto en los grupos restringidos como en los más vastos, junto a los líderes (cuyo status y cuyo papel en la dinámica de los grupos son hoy día bien conocidos) existe otra categoría de personajes, cuya presencia tiene un peso considerable en la evolución de lasrelaciones dentro de un grupo: la categoría de Las observaciones directas y las experiencias de laboratorio han demostrado la profunda ambivalencia del status de experto dentro del grupo. Estas constataciones científicamente establecidas corroboran, por otra parte, las simples observaciones del buen sentido.

En cualquier agrupo humano dedicado a una tarea particular quien está informado sobrelos datos del problema o sobre los elementos de su solución se convierte en objeto de atracción para los otros miembros. En términos de Psicología social se dirá que este personaje goza de un status Tenemos un ejemplo clásico de las sesiones de : cuando, tras las mutuas presentaciones, el grupo descubre entre sus miembros a un psiquiatra o a un psicoterapeuta, por ejemplo, se solicita confrecuencia a este último para que dé su parecer, desde el comienzo, sobre el interés de la operación y para que diagnostique el estado del grupo. Si accede a esta solicitud, el grupo tomará por una parte cierta seguridad en cuanto a la ejecución de la tarea, pero, por otra parte, el conjunto de su dinámica se hallará bajo la dependencia de este personaje y de la solución que él aporte. Más...
tracking img