Clientelismo politico y el rezago en la democracia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1515 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CLIENTELISMO POLITICO Y EL REZAGO EN LA DEMOCRACIA
“El fenómeno del clientelismo es un fantasma. A primera vista es invisible, pero se supone está presente en todos lados”
Bárbara Schröter
El clientelismo se ha visto reflejado a través de las relaciones entre los ciudadanos y dirigentes políticos, donde los primeros aprovechando su cuota de poder condicionan la respuesta de sus acciones yprocedimientos obligatorios al apoyo que pueda brindarle los ciudadanos en determinado momento y a la incondicionalidad del mismo durante el tiempo que el dirigente se encuentre en el poder. Poco a poco su práctica ha ido cambiando, tanto los participantes de la misma, como el concepto. Hoy en día en el clientelismo ha evolucionado la relación patrón-cliente pero ha generado un retroceso en lademocracia.
En primer lugar autores como Boissevain y Silverman, entendían el clientelismo como un paso adelante en términos de desarrollo político (Miguel E.V. Trotta, 2003), por lo tanto el clientelismo es inevitable.
Esto se evidencia claramente en el estudio denominado “Percepción electoral de los votantes colombianos” realizado en el 2010, por La Misión de Observación Electoral (MOE) con elapoyo de UNDEF (Fondo de las Naciones Unidas para la democracia) revela que 11% de los votantes conoce a alguien que ha cambiado su voto por algún beneficio, y 1,6% reconoció haberlo hecho personalmente. Estas cifras parecen no tan alarmantes si se miran desde el punto de vista nacional, pero observando los resultados desde la perspectiva regional hay cifras impresionantes desde hasta el 51% deciudadanos que dicen conocer quien ha cambiado su voto por un bien material. (Moe, 2010). Así mismo el profesor entrevistado Jairo Agudelo, politólogo de la Universidad del Norte, al mencionar cuales factores influyen en la sociedad para la práctica del clientelismo, hablo de esta como una “costumbre” colectiva:
“La gente considera NORMAL que quien ocupe cargos públicos beneficie a parientes y amigosen lugar de favorecer el mérito y la calidad ética de la persona”.
En cuanto a lo anterior, al afirmar el clientelismo como una costumbre, reconoceríamos que esta es una conducta repetida, generalizada y contra legem, es decir es contraria a la ley, que si bien no tiene una autoridad mayor con respecto a esta, aun así al pensarse como una costumbre hablamos de algo impregnado en la sociedad y dedifícil arraigo.
Es ahí entonces cuando no debimos sorprendernos de que en las pasadas elecciones de este mismo año aparecieran titulares como estos en la mayoría de la prensa del país:
“En soledad atlántico, denuncian que varios candidatos, especialmente al consejo municipal están ofreciendo hasta 40 mil pesos y materiales de construcción para que voten por ellos...” (RCN radio, 2011).
Acáse hace evidente la poca preparación de los que ocupan cargos políticos y el poco reconocimiento a las capacidades de otros profesionales en el campo y por consiguiente estas personas usan los lazos de afinidad consanguínea, laboral, partidista para montar las estructuras de apoyo, privando más la confianza y la amistad que la preparación del candidato. La MOE además, señala con preocupación quemientras el Congreso de la República se ha rehusado en generar mecanismos para transparentar y publicitar la financiación de las campañas políticas, el 84.1% de los votantes activos considera importante, para su decisión del voto, conocer quién financia la campaña y para el 73,7% es importante conocer el patrimonio económico de los candidatos. (Moe, 2010, pag 19)
Otras de las muchas consecuenciasque ha traído el uso reiterativo de esta práctica ha sido el evidente retroceso de la democracia, debido a que el clientelismo impide el reconocimiento de la igualdad y la correcta participación ciudadana.
Un segundo grupo de autores como Lemarchand, Zuckerman, Schneider, afirman que el clientelismo no conduce ni a la democracia ni a la modernización por que condiciona la puesta en práctica...
tracking img