Clonacion humana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1441 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Equipo 1
EL DILEMA DE LA CLONACIÓN HUMANA

La posibilidad de la clonación humana plantea problemas inéditos. La polémica más acalorada tiene lugar en el Reino Unido, patria de la oveja clonada Dolly.

Cuando en febrero de 1997 el investigador británico Ian Wilmut y sus colegas anunciaron que habían logrado clonar una oveja, Dolly, el mundo entero se inquietó ante la perspectiva de laclonación humana. El gobierno del Reino Unido aseguró que todo estaba previsto para controlar las consecuencias de los trabajos sobre la clonación.

A los comentarios de los dirigentes políticos de todo el planeta, que estimaban necesaria una moratoria mundial inmediata sobre este tipo de investigación, el Reino Unido respondió que en su territorio la clonación humana estaba prohibida en virtud de unaley dictada en 1990, la Human Fertilization and Embryology Act. En efecto, esta ley autoriza la investigación sobre el embrión humano hasta los 14 días y, en principio, parecía allanar el camino para una “clonación terapéutica”*, o sea la preparación de una diversidad de tratamientos médicos potenciales.

El clima cambió en junio de 1999, cuando el Gobierno se negó a aceptar el dictamen de lainstancia de control creada por la ley de 1990, la muy respetada Human Fertilization and Embryology Authority, que proponía modificar la legislación a fin de autorizar oficialmente la investigación sobre la clonación terapéutica. Las autoridades declararon que necesitaban tiempo para estudiar las repercusiones éticas del problema.

El Reino Unido se encuentra ante un difícil dilema político. Latécnica de la clonación concebida por Ian Wilmut y sus colegas fue en efecto saludada como un importante progreso científico, cuyas numerosas aplicaciones médicas potenciales iban a estimular considerablemente la economía británica (en particular la venta de patentes a compañías del mundo entero). Pero, en momentos en que la confianza en los expertos científicos del Estado se ha visto seriamentecomprometida por el problema de la encefalopatía espongiforme (la “enfermedad de la vaca loca”) y se ha deteriorado aún más con la inquietud sobre los riesgos potenciales para la salud y el medio ambiente de las plantas genéticamente modificadas, el Gobierno no desea poner nuevamente en peligro su credibilidad autorizando de manera precipitada una tecnología “revolucionaria” y controvertida.

El usoresponsable de la clonación

La producción a voluntad de seres humanos repetidos por clonación apenas tiene defensores. El punto clave de la controversia es la clonación terapéutica, con sus numerosas aplicaciones médicas potenciales. Podría servir como ejemplo para tratar a las mujeres en las que el ADN de las mitocondrias (el material genético que proporciona energía a la célula) está dañado,con riesgos de transmitir esta deficiencia a sus hijos. O para producir piel distinta a los injertos, mientras hoy es preciso extraerla de otra parte del cuerpo del paciente. O incluso para reemplazar células deterioradas de los hueso o del hígado.

El problema es que la palabra “clon” hiere vivamente las sensibilidades: evoca de inmediato la imagen del dictador o de la estrella que ordena supropia reproducción en múltiples ejemplares. La clonación es, a juicio de sus adversarios, el colmo de la instrumentalización del ser humano, ya que considera al individuo como un medio para dar satisfacción a otro y no como un fin en sí. En cuanto a la distinción entre “clonación reproductora” y “clonación terapéutica”, es para sus detractores puramente verbal, ya que, según ellos, autorizar lasegunda conducirá inevitablemente a la primera.

A la inversa, esta distinción es crucial para los fervientes partidarios de aprovechar plenamente las posibilidades médicas de la clonación, entre los que figura Ian Wilmut: desde hace dos años y medio no ha cesado de aludir públicamente a las perspectivas que abren sus trabajos, sin ocultar sus peligros. Hoy es director científico de Geron...
tracking img