Cmsc

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1814 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Datos reveladores sobre las extinciones masivas contenidos en los foraminíferos
Unos científicos que estudian los fósiles de esos pequeños organismos del plancton marino llamados foraminíferos, han logrado hacer encajar otra pieza en el rompecabezas del por qué las especies evolucionan o se extinguen.

La cuestión de si la extinción y la evolución están más controladas por el medio ambiente, obien por la diversidad de especies existentes en un ecosistema, ha sido fuente de debates científicos desde la época de Darwin.

Un estudio llevado a cabo en foraminíferos, por investigadores del Imperial College de Londres y la Universidad de Cardiff, sugiere que es más probable que la evolución haga surgir nuevas especies cuando hay pocas, mientras que las extinciones están más relacionadascon un cambio en el medio ambiente que con el número de especies existentes.

Los foraminíferos son organismos que no miden más de medio milímetro, es decir que son más pequeños que un grano típico de arena. Abundan en todos los mares, donde han existido desde hace más de cien millones de años. Cuando los foraminíferos mueren, se hunden hasta alcanzar el fondo marino. Allí se acumulan en gruesascapas, las cuales constituyen un registro bastante intacto e ininterrumpido de su historia.

Estos organismos tienen conchas hechas en buena parte de carbonato de calcio, una composición similar a la de las conchas de los caracoles y la de las cáscaras de los huevos de ave.

Las conchas de los foraminíferos albergan huellas químicas que pueden revelar a los científicos información importanteacerca del medio ambiente en el que vivieron los organismos que poseyeron esas conchas. Por esa razón, los foraminíferos son un excelente archivo natural de los cambios en el entorno y la evolución.

Andy Purvis (Imperial College de Londres), Tracy Aze (Universidad de Cardiff) y Thomas Ezard (ahora en la Universidad de Surrey), han intervenido en el estudio.

Ío podría tener un océano de magmabajo su corteza
Varios años después de su incineración en la atmósfera de Júpiter, ocurrida en 2003, la sonda Galileo de la NASA sigue aportando descubrimientos para la ciencia. El análisis de los datos enviados por esta máquina ha permitido revelar que la luna volcánica Ío podría tener un océano subterráneo de magma fundido o parcialmente fundido.

El resultado no es inesperado y podría ayudara explicar por qué este satélite de Júpiter es el objeto más volcánico de todo el sistema solar. Para que nos hagamos una idea, Ío produce 100 veces más lava que todos los volcanes de la Tierra juntos. Pero a diferencia de estos últimos, que están localizados en ciertos puntos calientes de la superficie de nuestro planeta, en Ío podemos encontrar volcanes en cualquier lugar. Para explicar estaactividad, podría existir un océano de magma situado a entre 30 y 50 km de profundidad bajo la corteza de la luna.

Quizá la Tierra y su propia luna hayan presentado en el pasado océanos de magma similares, hace miles de millones de años, pero actualmente ya se han enfriado. Así pues, el estudio de Ío podría ayudar a los geólogos a entender mejor cómo se creó y evolucionó la actividad volcánica ennuestro planeta.

Los científicos saben desde hace tiempo que la órbita de Ío lo pone de una manera particular al alcance de la gravedad de Júpiter, de manera que el interior del satélite sufre como si apretáramos periódicamente una pelota de goma. El resultado de este fenómeno es la generación de un calor interno que a su vez funde el magma.

(Foto: NASA/JPL/University of Michigan/UCLA)La sonda Galileo, lanzada en 1989 y trabajando alrededor de Júpiter desde 1995, utilizó instrumentos diversos, como el magnetómetro de a bordo, para estudiar el campo magnético del planeta, que interactúa con Ío. Las señales extrañas detectadas ahora pueden explicarse por la presencia del citado océano de magma subterráneo, que tendría unos 30 km de grosor y una temperatura de unos 1.200 grados...
tracking img