Coca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1465 palabras )
  • Descarga(s) : 1
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
|
|
Ay amor,
Aquí estoy preso de tu recuerdo en mi soledad,
Ay amor,
Son tantos años y no hay remedio para mi mal.

Ay Amor,
Estoy vencido no tengo fuerzas, para luchar,
Ay Amor,
No cabe duda que sigo siendo, sentimental.

Dónde estas,
Qué cielo cruzas sin extrañarme nube perdida,
Porq no vienes a iluminarme luz, de mi vida,
Regresa pronto que yo no vivo, si no es porti.

Dónde estás,
Detén tu vuelo y vuelve a casa, nube viajera,
Por una sola, de tus caricias, todo lo diera,
Aunque volvieras, de nuevo a irte, lejos de mi.

Dónde estas,
Qué cielo cruzas sin extrañarme nube perdida,
Porq no vienes a iluminarme luz, de mi vida,
Regresa pronto que yo no vivo, si no es por ti.

Dónde estás,
Detén tu vuelo y vuelve a casa, nube viajera,
Poruna sola, de tus caricias, todo lo diera,
Aunque volvieras, de nuevo a irte, lejos de mi. |  
EL AMOR ASESINADO
Nunca podrá decirse que la infeliz Eva omitió ningún medio lícito de zafarse de aquel tunantuelo de Amor, que la perseguía sin dejarle punto de reposo.
Empezó poniendo tierra en medio, viajando para romper el hechizo que sujeta al alma a los lugares donde por primera vez se nosaparece el Amor. Precaución inútil, tiempo perdido; pues el pícaro rapaz se subió a la zaga del coche, se agazapó bajo los asientos del tren, más adelante se deslizó en el saquillo de mano, y por último en los bolsillos de la viajera. En cada punto donde Eva se detenía, sacaba el Amor su cabecita maliciosa y le decía con sonrisa picaresca y confidencial: «No me separo de ti. Vamos juntos.»Entonces Eva, que no se dormía, mandó construir altísima torre bien resguardada con cubos, bastiones, fosos y contrafosos, defendida por guardias veteranos, y con rastrillos y macizas puertas chapeadas y claveteadas de hierro, cerradas día y noche. Pero al abrir la ventana, un anochecer que se asomó agobiada de tedio a mirar el campo y a gozar la apacible y melancólica luz de la luna saliente, el rapazse coló en la estancia; y si bien le expulsó de ella y colocó rejas dobles, con agudos pinchos, y se encarceló voluntariamente, sólo consiguió Eva que el amor entrase por las hendiduras de la pared, por los canalones del tejado o por el agujero de la llave.
 
EL AMOR ASESINADO
Nunca podrá decirse que la infeliz Eva omitió ningún medio lícito de zafarse de aquel tunantuelo de Amor, que laperseguía sin dejarle punto de reposo.
Empezó poniendo tierra en medio, viajando para romper el hechizo que sujeta al alma a los lugares donde por primera vez se nos aparece el Amor. Precaución inútil, tiempo perdido; pues el pícaro rapaz se subió a la zaga del coche, se agazapó bajo los asientos del tren, más adelante se deslizó en el saquillo de mano, y por último en los bolsillos de la viajera. Encada punto donde Eva se detenía, sacaba el Amor su cabecita maliciosa y le decía con sonrisa picaresca y confidencial: «No me separo de ti. Vamos juntos.»
Entonces Eva, que no se dormía, mandó construir altísima torre bien resguardada con cubos, bastiones, fosos y contrafosos, defendida por guardias veteranos, y con rastrillos y macizas puertas chapeadas y claveteadas de hierro, cerradas día ynoche. Pero al abrir la ventana, un anochecer que se asomó agobiada de tedio a mirar el campo y a gozar la apacible y melancólica luz de la luna saliente, el rapaz se coló en la estancia; y si bien le expulsó de ella y colocó rejas dobles, con agudos pinchos, y se encarceló voluntariamente, sólo consiguió Eva que el amor entrase por las hendiduras de la pared, por los canalones del tejado o por elagujero de la llave.
|


Fragmento de Romeo y Julieta de William Shakespeare
ROMEO [adelantándose]
Se ríe de las heridas quien no las ha sufrido.
Pero, alto. ¿Qué luz alumbra esa ventana?
Es el oriente, y Julieta, el sol.
Sal, bello sol, y mata a la luna envidiosa,
que está enferma y pálida de pena
porque tú, que la sirves, eres más hermoso.
Si es tan envidiosa, no seas su...
tracking img