Cocina ecuatoriana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1566 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAIDA DEL EX PRESDENTE LUCIO GUTIERREZ





Las dudas que pudieran quedar sobre la existencia de un pacto entre Gutiérrez y Bucaram quedaron disipadas el 31 de marzo. Ese día, en un auto no por esperado o temido menos escandaloso, la CSJ canceló los dos juicios contra Bucaram y de paso los que pendían, también por corrupción, sobre el ex presidente Noboa Bejarano y el ex vicepresidente(1992-1995) Alberto Dahik Garzoni. Para anular y archivar los casos, el magistrado Guillermo Castro invocó razones de procedimiento, señalando que la justicia había emprendido los procesos penales sin contar con la autorización del Congreso.

Los tres beneficiados se apresuraron a regresar al país desde sus respectivos exilios: Dahik desde Costa Rica, Bucaram desde Panamá y Noboa desde la RepúblicaDominicana. El retorno de Bucaram, alias El Loco, como él mismo gustaba llamarse, a su bastión de Guayaquil el 2 de abril fue muy espectacular, con miles de partidarios aclamándole con fervor mesiánico y él mismo advirtiendo que volvía "más viejo y más loco que nunca".

La sensación general de que la impunidad había vuelto a triunfar en el Ecuador atizó la ira popular, y los aspavientos de losbucaramistas no hicieron más que encrespar esos ánimos. La primera protesta organizada tuvo lugar el 5 de abril, cuando una "asamblea ciudadana" encabezada por el alcalde Moncayo y el prefecto de Pichincha, Ramiro González Jaramillo, también de la ID, intentó llegar a la sede del Congreso para exigir a los diputados el cese inmediato de la CSJ.

El 15 de abril, la profusión de violentosalborotos en Quito, las caceroladas, los paros y la desafección de algunos prefectos provinciales empujaron a Gutiérrez, luego de llamar "forajidos" a quienes querían echarle del poder, y encomendándose a Dios, a dar una de cal y otra de arena, con la esperanza de desactivar la protesta: la primera palada fue la declaración del estado de excepción en la capital y la segunda el decreto de cese de losmagistrados de la CSJ nombrados en diciembre. Por su parte, el vicepresidente Palacio denunció el "estado dictatorial" que vivía la república.

El día 16, el presidente retiró la excepcionalidad constitucional, llamó a todas las organizaciones sociales, políticas y ciudadanas a un "diálogo respetuoso y abierto" para buscar una salida a la crisis, y pidió al Congreso que ratificara la disolución dela CSJ y emprendiera los pasos para asentar "la mejor Corte Suprema de la historia, que tendrá que ser independiente de los grupos de poder político y económico". El 18, el Congreso, con el voto unánime de los 89 diputados presentes, aprobó una resolución por la que dejaba sin efecto el reemplazo de los anteriores magistrados y admitió a trámite la reforma de La Ley Orgánica de la FunciónJudicial. Con este proceder, el Legislativo no ratificó el decreto presidencial de tres días atrás, sino que anuló su propia decisión del 8 de diciembre.

Las medidas de apaciguamiento no surtieron efecto. Al ver que Gutiérrez titubeaba y rectificaba, y que el Congreso se apresuraba a modularse al sentir popular, los participantes en las protestas se pusieron a exigir el cese en bloque de todos lospolíticos con mandato electoral, sin distinción de etiquetas, lo que demostraba el carácter espontáneo de las algaradas. Un descomunal y furibundo movimiento de repudio a la clase política ecuatoriana, jaleado con gritos como los proferidos durante la crisis argentina de diciembre 2001 (se escuchó con insistencia el "¡Que se vayan todos!"), se adueñó del país.

La situación se desbordó el día 19con la represión policial de los manifestantes que pretendían llegar al Palacio de Carondelet, con el resultado de un muerto y numerosos heridos. En la mañana del 20, miércoles, la dimisión del comandante de la Policía Nacional, Jorge Poveda Zúñiga, y los rumores sobre que las Fuerzas Armadas, el poder fáctico decisivo en esta y anteriores crisis de similar calado, estaban flaqueando en su apoyo...
tracking img