Coleccion de tierra de cementerios de puerto rico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1924 palabras )
  • Descarga(s) : 6
  • Publicado : 19 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
COLECCIÓN DE TIERRA DE CEMENTERIOS DE PUERTO RICO

Por: Ramón A. Rosario Otero, Ed.D.

No tenemos noticia de cuando se despertó en el hombre la afición por el coleccionismo. Es obvio, que el hombre, como hacedor de objetos, es previo al arte o afición por coleccionar objetos o haberes creados por el mismo. Esa es una de las múltiples maneras de dejar constancia de nuestro paso por estemundo. Desde luego, la constancia natural de ese paso es nuestra descendencia. Nuestra progenie. A ellos les seguirán nuestras obras. Pero existen otros seres humanos que marcaran la impronta de su paso por este mundo como coleccionistas.

La gama de esta afición es tan vasta como la misma creación del hombre. Existe un coleccionista para cada objeto que el hombre haya creado. Se coleccionanautos antiguos, instrumentos musicales, libros, tarjas, pinturas, sellos, monedas, juguetes, cosas raras, etc. Hasta envolturas de ciertos artículos. Al extremo, que podríamos pensar, que un coleccionista es un ser atrapado dentro de una manía. Personalmente pienso que todo responde a ese instinto de curiosidad que radica en cada ser humano. Que nos aborda desde la niñez y puede perdurar por todala vida. ¿Será posible?

Personalmente soy aficionado a los estudios, la música, viajar…. Pero jamás pensé aficionarme a los cementerios. Esos no pueden coleccionarse. Pero deduzco que esa afición nació en mí por virtud de mis estudios en las Ciencias Mortuorias en la escuela Metropolitana Miguel Duch en Río Piedras en 1978. Fue mi entrañable amigo Manuel Reinaldo (Reinadito) Concepción,hoy dueño de una funeraria, quien me orientó respecto de los cementerios y de dicho curso. Casi todos los cementerios ubican a las afueras de los pueblos. Pero en algunos casos, esos pueblos se fueron extendiendo alrededor de sus cementerios y hoy quedan en su mismo centro.

En cierta ocasión, estando en la Quinta Avenida en el sector de Brooklyn, Nueva York, pasamos cerca de uncementerio. Quede sorprendido por la estructuras de sus tumbas. No resistí la tentación de entrar y así tener un contacto visual más cercano con aquellas estructuras. Creo que allí mimo brotó en mí la afición de coleccionar tierra de los cementerios de mi isla Puerto Rico.

A parte de ser para mí una colección interesante, supongo que esas muestras de tierra tendrán algún nivel de nutrientes porel proceso natural que ahí se genera. Guatemala, Costa Rica, Virginia, La Havana, Colombia, Panamá, Canada, La Florida y otros países que al momento no recuerdo, fueron países cuyos cementerios visitamos para la colección. Afortunadamente esos envases con las muestras los guardamos por varios años y no fue hasta tiempo después que verdaderamente los pudimos organizar.

Debido a loscompromisos de trabajo que tenemos mi esposa y yo, tuvimos que designar los fines de semana para llevar a cabo mi afición de coleccionar una muestra de tierra de cada uno de los cementerios de Puerto Rico. Esta afición puede parecer un tanto escatológica, Pero puedo asegurar que en nada tiene que ver con los difuntos. Esos se merecen el respeto de todos y en especial el mío.

Comenzamos por unpueblo del interior de la isla, Cayey. Luego de saborear un delicioso lechón, bolsa en mano y espátula de metal, nos adentramos en aquel santuario donde reposan los restos de tantos difuntos. En su campo santo. Fueron 14 fines de semanas los que nos ocuparon para llevar a cabo tan desusual afición. Comenzamos el 22 de julio de 2006, concluimos el 3 de enero de 2007. Tenemos que mencionar que estaafición nos arrastro como una concomitancia natural, a coleccionar los mapas de todos los pueblos de Puerto Rico, incluyendo Vieques y Culebra. Durante el transcurso de esos casi 6 meses, durante sus fines de semana, hubo veces que visitamos 11 pueblos como máximo y un mínimo de dos. Todo dependía de la distancia que separa a unos pueblos de otros.

Hubo ocasiones en que los cementerios...
tracking img