Collingwood, r.g. (2004). idea de la historia, méxico, fondo de

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1472 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
COLLINGWOOD, R.G. (2004). Idea de la historia, México, Fondo de Cultura Económica, 367-368, 383, 388-390, 534-535
[ ]

¿Cómo, o en qué condiciones, puede el historiador conocer el pasado? Al considerar esta cuestión el primer punto que hay que hacer notar es que el pasado nunca es un hecho dado que podamos aprehender empíricamente mediante la percepción. Ex hypothesi, el historiador no es untestigo ocular de los hechos que desea conocer. Ni se imagina el historiador que lo es; sabe muy bien que su único conocimiento posible del pasado es mediato o inferencial o indirecto, nunca empírico. El segundo punto es que esta mediación no puede efectuarse por medio del testimonio. El historiador no conoce el pasado por simple creencia en lo que dice un testigo que vio los hechos en cuestión yque ha dejado un registro de su prueba. Lo que daría esa especie de mediación sería cuando mucho creencia, no conocimiento, y una creencia muy mal fundada e improbable. Y, una vez más, el historiador sabe muy bien que no es ésta la manera como él procede; está al tanto de que lo que hace a las llamadas autoridades no es creerlas, sino criticarlas. Entonces, si el historiador no tiene conocimientodirecto o empírico de los hechos, ni conocimiento transmitido o testimonial de ellos, ¿qué clase de conocimiento tiene?, en otras palabras, ¿qué tiene que hacer el historiador a fin de poder conocerlos? Mi revisión histórica de la idea de historia nos proporciona una respuesta a esta cuestión, a saber: que el historiador tiene que recrear el pasado en su propia mente. [ ] [ ] el historiador,gracias al empleo de pruebas del mismo carácter general, puede recuperar los pensamientos de otros, llegando a pensarlos, aun cuando nunca los haya pensado antes, y sabiendo que esta actividad es la recreación de lo que aquellos hombres pensaron alguna vez. No sabremos jamás a qué olían las flores en el jardín de Epicuro, o cómo sentía Nietzsche el viento en el cabello al caminar por la montaña; nopodemos revivir el triunfo de Arquímedes o la amargura de Mario; pero la prueba de lo que estos hombres pensaron está en nuestras manos. Y al recrear estos pensamientos en nuestras propias mentes mediante la reinterpretación de esas pruebas podemos saber, en la medida en que hay conocimiento, que los pensamientos que creamos fueron los suyos.

[

] Si suscitamos la pregunta ¿de qué puede haberconocimiento histórico?, la respuesta

es: de aquello que puede recrearse en la mente del historiador. En primer lugar, aquello tiene que ser experiencia. No puede haber historia de lo que no es experiencia sino mero objeto de la experiencia. Por eso no hay y no puede haber historia de la naturaleza, ya sea como la percibe o como la piensa el hombre de ciencia. Sin duda la naturaleza contiene,sufre, e incluso consiste en procesos. Sus cambios en el tiempo le son

esenciales, acaso hasta sean - como piensan algunos - todo lo que tiene o es, y estos cambios pueden ser genuinamente creadores, no simples repeticiones de fases cíclicas fijas, sino el desarrollo de nuevos órdenes del ser natural. Pero todo esto no llega a probar que la vida de la naturaleza es una vida histórica o que elconocimiento que de ella tenemos es un conocimiento histórico. La única condición bajo la cual podría haber historia de la naturaleza es que los acontecimientos de la naturaleza fueran acciones de parte de algún ser o seres pensantes, y que al estudiar estas acciones pudiéramos descubrir cuáles eran los pensamientos que expresaban y pensar estos pensamientos por nuestra cuenta. Ésta es una condiciónque yo creo que nadie alegará que se satisface. En consecuencia, los procesos de la naturaleza no son procesos históricos y nuestro conocimiento de la naturaleza, aun cuando pueda asemejarse a la historia en ciertas maneras superficiales, por ejemplo, siendo cronológico, no es conocimiento histórico. En segundo lugar, aun la experiencia en cuanto tal no es el objeto del conocimiento histórico. En...
tracking img