Colombia amarga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1724 palabras )
  • Descarga(s) : 6
  • Publicado : 12 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hay que empezar por correr la voz; sentirse, más que reseñista, vocero; afianzado y convencido de las palabras de Carlos Jiménez Gómez en el prólogo de este libro que reclama recepción: "En cualquier Nación medianamente culta, un denuncio de la magnitud y trascendencia de los que aquí nos trae el brillante ensayista, suscitará una alarma social de grandes proporciones" (pág. 42). Estas palabras,además de imprecatorias, responden al carácter del trabajo realizado por Avila Bernal: es un libro revelador y es un libro de estructura hiperbólica.
Lo anterior no quiere decir que lo revelado ha sido exagerado, incurriendo, por tanto, en cierta falsedad, o que el investigador ha llenado, motu propio y mediante especulaciones etéreas, los vacíos de información o la carencia de pruebas endeterminadas denuncias. Nada de eso. Cuando empleo la expresión "estructura hiperbólica" me refiero a los métodos obsesivos que el autor utiliza para provocar la reacción del destinatario del mensaje del libro. Acaso sea la única manera, hoy en día ("acaso" puesto en duda), de congregar a la tribu, de decir (gritar) las verdades públicas que Colombia necesita. Pero, ¿cuál Colombia? Acaso sea ese medio,pero esa misma estructura hiperbólica afecta la objetividad de la información manejada. ¿De qué manera?
1. El libro es susceptible de una radical condensación y de un nuevo ordenamiento capitular: si algo lo caracteriza es la permanente repetición de informaciones, opiniones, argumentos, frases y expresiones. Un mismo tema se desgaja en numerosos capítulos y subcapítulos, dispersos y refundidosentre las tres partes constitutivas del libro. 2. Se hace un manejo repetitivo de las estadísticas y de lo constatado, bien sea en fuentes de investigación o en el trabajo de campo realizado por el autor a lo largo de la frontera oriental colombiana (se advierte que el libro es el resultado de dicho trabajo, acometido como parte de una comisión investigadora de la Procuraduría, administrada porCarlos Jiménez Gómez): las estadísticas preparan un diagnóstico, pero unas estadísticas reiteradas hasta la saciedad son ellas mismas el diagnóstico (lo cual supone la formulación de una realidad, pero no la propuesta de su desmonte). 3. La ironía siempre implica una exageración, en el sentido lingüístico de la palabra, porque afirma lo negativo como positivo, en una indolencia necesaria para produciruna reacción. Como dice Jiménez Gómez en el prólogo, Avila Bernal posee la objetividad de quien ha contemplado a su patria desde el exterior; pero esa objetividad se transfunde en la ironía del colombiano que analiza doctamente la mano que lo ultraja. Corrupción y expoliación en América Latina es un libro irónico. 4. El empleo de la semiología gráfica está al servicio del comparatismo endiferentes campos y es una manera de inducir a la objetividad por la fuerza; por ejemplo, mostrar el indicador de la nutrición en Colombia en el último renglón de la escala de indicadores ídem de América Latina. 5. Los factores seleccionados para el comparatismo son los delatores del subdesarrollo y de la corrupción en Colombia (es excelente la escogencia de indicadores). 6. Al final son incluidos dosartículos publicados en la prensa que bien podrían ser citados como fuentes y que sólo insisten en temas ya tratados. 7. Ciertas citas, argumentalmente innecesarias, son transcritas como sustitutos de signos de admiración:
"Si usted va a Yavaraté es posible que sienta deseos de llorar" (pág. 100, tomado de Colombia amarga de Germán Castro Caicedo). 8. Una bibliografía de peso, de autoresextranjeros—por tanto, pretendidamente objetiva— respalda cada una de las partes constitutivas. Es una bibliografía extensa y especializada.
La repetición es uno de los recursos de la hipérbole y distorsiona voluntariamente la información; pero ello acarrea —para un tipo de lector, por lo menos— la tendencia a la generalización de conceptos: ¿cómo diferenciar la corrupción institucional, histórica, de la...
tracking img