Colon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7043 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Adolescente, La muerte y el suicidio. Alicante Mayo, 2002

Jornadas Europeas para la prevención de la violencia en el medio escolar

EL ADOLESCENTE, LA MUERTE Y EL SUICIDIO
Pérez García, J.(*) , Del Pino Montesinos, J.I.(*) , Ortega Beviá F.(**) .....Los civilizados hablan, los bárbaros se callan, el que habla es siempre civilizado. La violencia es silenciosa. G. Bataille 1. DIMENSIÓNHISTÓRICA DE LOS FENÓMENOS

La conducta suicida. Dimensión histórica. El suicidio, definido como la acción voluntaria por la que una persona se priva de la vida, es un fenómeno universal presente en todas las épocas y culturas, pero la actitud de las sociedades ha sido diferente dependiendo de las influencias religiosas, filosóficas, culturales, socio-políticas, y sobre todo de las ideas sobre lamuerte y el más allá. El suicidio es un fenómeno tan antiguo como la propia historia de la humanidad: El Islamismo condena de forma explícita el suicidio. Mahoma dijo “El hombre no muere sino por voluntad de Dios...”por tanto se vería como un acto de insubordinación , rebeldía o pecado. En la India, y bajo la influencia del brahamanismo, los sabios, en su búsqueda del nirvana se suicidabanfrecuentemente en el transcurso de fiestas religiosas. El budismo no reconoce un alma independiente, sino un alma-cuerpo interdependiente. Todo se rige por la ley del Karma, por lo tanto, todo es consecuencia del Karma pasado. El objetivo es el Nirvana o estado mental de paz completa En el Antiguo Egipto los partidarios del suicidio llegaban incluso a agruparse en asociaciones cuyos miembros buscaban lasmedidas más agradables para morir. Los suicidios colectivos parecen haber sido un hecho frecuente a través de la historia. Plutarco nos relata una “epidemia suicida” acaecida entre las jóvenes de Mileto y como se consiguió acabar con ella al someter a los cadáveres a la vergüenza pública. En la Grecia clásica, el suicidio fue un hecho común entre los filósofos. Así, Anaxágoras tras serinjustamente encarcelado cometió suicidio. Su discípulo Sócrates bebió serenamente la cicuta tras haber sido condenado a muerte. Metrocles, que estando un día en una lección, se le escapó una ventosidad involuntariamente y tanto fue el rubor y pena que de ello le sobrevino, que se cerró en su cuarto con ánimo de dejarse morir de hambre. El estoicismo es la única concepción filosófica verdaderamente favorableal suicidio, aunque es considerado odioso y vil cuando la familia del suicida o la sociedad sufrirá por ello cuando el hombre es transportado por una aversión irracional e inmoderada: la Libidio moriendi, o “el loco deseo de muerte”. En Atenas, si una persona antes de herirse pedía al Senado que se lo autorizase, haciendo valer las razones que le hacían la vida intolerable, y su demanda eraatendida favorablemente, el suicidio era considerado como un acto legítimo. En Roma, el suicidio de esclavos era frecuente, pero estaba prohibido. En los pueblos bárbaros el suicidio tampoco parece ser un fenómeno extraño: “Los españoles son a menudo descritos como despreciadores de la vida dispuesto a morir antes que dejarse cautivar (Sagunto, Numancia etc). Ni el Antiguo ni el Nuevo Testamentoparecen prohibir el suicidio de forma muy explícita, aunque se encuentran en ellos relatos de suicidio (Sansón, Saúl y Judas). Del(*) Psiquiatra-Psicoterapeuta. Prof. Master de Terapia Familiar. Universidad de Sevilla. suicidio como pecado al suicidio como enfermedad.
(**) Psiquiatra-Psicoterapeuta. Dr. Prof. de Psiquiatría. Director del Master de Terapia Familiar. Universidad de Sevilla. Jefe deServicio de Unidad de día. HUS. Sevilla

San Agustín dice, derivando del sencillo “no matarás” bíblico: “no matarás a nadie, ni a ti, ni a otro, ya que el que se mata a sí mismo, ¿no es acaso el asesino del hombre?. A los argumentos de San Agustín, añade Santo Tomás de Aquino que no se puede disponer libremente de sí mismo porque no se pertenece a si mismo, en la medida que se forma parte de una...
tracking img