Comedia neoclasica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 29 (7162 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 9 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA COMEDIA NEOCLÁSICA

ISBN: 84-96447-31-6

JOSEP MARIA SALA VALLDAURA josepsala@auna.com

THESAURUS: teatro, neoclasicismo, comedia, siglo XVIII, siglo XIX, Nicolás Fernández de Moratín, Cándido María Trigueros, Tomás de Iriarte, Leandro Fernández de Moratín, María Rosa de Gálvez.

ESQUEMA DEL ARTÍCULO: Definición. Características. Aportación a la tradición teatral. Autores y obras:Nicolás Fernández de Moratín Cándido María Trigueros Tomás de Iriarte Leandro Fernández de Moratín concepto de comedia obras El sí de las niñas María Rosa de Gálvez

1

1. Definición

La petimetra, de Nicolás Fernández de Moratín, se publicó en 1762, pero pasaron más de veinte años hasta que una comedia neoclásica consiguió estrenarse en un local comercial. El público aplaudía un tipo de teatromuy distinto, porque estaba acostumbrado a géneros más espectaculares y menos relacionados con la realidad social. Por esta razón, tardó tanto en aceptar lo que la teoría neoclásica había ya formulado y defendido mucho antes, en 1737: según la Poética, de Ignacio de Luzán, una comedia correcta o reglada

“es una representación dramática de un hecho particular y de un enredo de poca importanciapara el público, el cual hecho o enredo se finja haber sucedido entre personas particulares o plebeyas con fin alegre y regocijado; y que todo sea dirigido a utilidad y entretenimiento del auditorio, inspirando insensiblemente [es decir, sin darse cuenta] amor a la virtud y aversión al vicio, por medio de lo amable y feliz de aquélla y de lo ridículo e infeliz de éste” (1977: 528).

La alusión a“un hecho particular” y a “un enredo de poca importancia” indica la diferencia, heredada de Aristóteles, entre los temas de la comedia y los de la tragedia, un género que buscaba en la historia lecciones de alcance general y político. Por eso, para que los temas tengan relación con el mundo y las preocupaciones de la vida diaria, Luzán señala que la comedia ha de buscar sus personajes entre elcomún de las gentes, no en la aristocracia o la realeza. De acuerdo con Horacio, el objetivo de la literatura tiene que ser moral, por lo que la comedia debe convertirse en una escuela de buenas costumbres. Para obtener dicha finalidad, el teatro ha de entretener, divertir –enseñar deleitando–, pues, en el caso de que aburra o no interese, pierde por completo su eficacia didáctica. Así lo afirmaCándido María Trigueros en su nota preliminar a Los menestrales (1784): “Si el escritor de este drama hubiese conseguido hacerse útil en la corrección de las costumbres, siendo agradable en la exposición de sus verdaderas imágenes, habrá logrado todo lo que deseaba” (1997: 90). Sin embargo, lo que sostenían los autores neoclásicos se oponía al teatro que gustaba en su época, heredado de la tradición yla concepción barrocas; con palabras de Nicolás Fernández de Moratín, en su primer Desengaño al teatro español (1762):

2

“Después del púlpito, que es la cátedra del Espíritu Santo, no hay escuela para enseñarnos más a propósito que el teatro, pero está hoy desatinadamente corrompido. Él es la escuela de la maldad, el espejo de la lascivia, el retrato de la desenvoltura, la academia deldesuello, el ejemplar de la inobediencia, insultos, travesuras y picardías” (1996: 156).

Estas ideas, neoclásicas, gozaron del favor de diversos políticos ilustrados de la época de Carlos III y Carlos IV: Patiño, el marqués de la Ensenada, el conde de Aranda, Campomanes, etc. Quisieron implantarlas en las carteleras y en el gusto del público mediante diversos intentos de reforma teatral, ya que,en palabras del propio Ignacio de Luzán, “todas las artes, como es razón, están subordinadas a la política, cuyo objeto es el bien público, y lo que más coopera en la política es la moral” (173). Con todo, su aceptación popular se empieza a producir a finales del Dieciocho y, sobre todo, iniciado el siglo XIX, con El señorito mimado, presentada a menudo como Los efectos de la mala educación, de...
tracking img