Comentario biblico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 305 (76008 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 28 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
WILLIAM BARCLAY

COMENTARIO AL NUEVO TESTAMENTO -Tomo 13Carta a los Hebreos

PRESENTACIÓN
Cuando leemos La Carta a los Hebreos nos damos cuenta de que es diferente del resto del Nuevo Testamento. En las biblias antiguas españolas se leía que era del apóstol Pablo, pero en las más recientes se la deja como anónima. Tampoco sabemos a quiénes iba dirigida, porque el título < A los Hebreos» sele puso más tarde, a falta de otro. De los hebreos de Palestina tenemos muchos reportajes gráficos en los Evangelios y en el Libro de los Hechos; pero aquí ni siquiera se mencionan los fariseos y los saduceos, los romanos y los publicanos, el sanedrín y el templo, entre otras muchas cosas que esperaríamos; y sí se habla de otras de las que no trata ningún otro libro del Nuevo Testamento, como elSacerdocio de Melquisedec, el Tabernáculo del desierto, el Día de la Expiación y el mismo Nuevo Testamento. Esto nos hace suponer que los cristianos del pueblo de Israel a los que se dirige este «mensaje de aliento» (13:22) -porque no cabe duda que se escribió para judíos que habían aceptado a Jesús de Nazaret como el Mesías- no eran los de Palestina, sino los de la diáspora, a los que perteneceríatambién el autor. Estos judíos, aunque mantenían contacto con «la madre patria», habían olvidado ya hacía mucho tiempo el hebreo y el arameo, y usaban en sus sinagogas la traducción al griego que se había hecho hacía ya tres siglos de las Escrituras del pueblo de Israel, entre las que incluían otros libros que ya se habían escrito originalmente en griego, algunos de los cuales heredó la IglesiaPrimitiva. Este es el ambiente en el que nos introducimos cuando leemos La Carta a los Hebreos. Para explorar sus secretos necesitaremos un guía experto en los vericuetos del judaísmo

6

HEBREOS

del período intertestamentario; alguien que nos explique las palabras, alusiones, leyendas y técnicas interpretativas de aquellos hebreos que vivían en tres mundos: el de la Ley de Israel, el de lafilosofía griega y el del Imperio Romano. Y somos muy afortunados; porque «es verdad que tenemos el guía ideal que necesitábamos y que nos convenía tener» William Barclay. A sus reconocidas dotes de comunicador, adjunta aquí sus conocimientos enciplopédicos de la antigüedad clásica, que fue su primera carrera universitaria; y, sobre todo, de la lengua y cultura helenística, de lo que era profesoren la Universidad de Glasgow. Con su estilo conversacional característico nos reconstruye ese periodo que, nos dice, «los cristianos debemos estudiar con interés especial; porque, si sus enemigos hubieran conseguido destruir totalmente la fe de Israel, como se propusieron, ¿cómo se habrían hecho realidad las promesas de Dios?» En muchas cosas se identifican el autor y el comentarista de La Cartaa los Hebreos. A William Barclay también se le puede aplicar, lo que él dice de aquél: «El autor de Hebreos llega aquí a las consecuencias prácticas de todo lo que ha estado diciendo. De la teología pasa a la exhortación práctica. Es uno de los teólogos más profundos del Nuevo Testamento, pero toda su teología está gobernada por el sentido pastoral. No piensa sólo para sentir la emoción de laaventura intelectual, sino para apelar con más fuerza a los hombres para que entren en la presencia de Dios.» Tampoco tienen los dos nada más que un «tema», que es Jesús, al Que nos presentan en esta cantera inagotable de piedad y doctrina cristiana como El gran Pastor de las ovejas, Nuestro Precursor, El Pionero de nuestra Salvación, Ministro del Santuario, El Autor y Consumador de nuestra Fe, Rey ySumo Sacerdote supremo, Apóstol de nuestra Confesión, Sacrificio definitivo e irrepetible, y otros títulos gloriosos que sólo Le pertenecen a Él, que podremos saborear y asimilar en la lectura y estudio de este libro. Alberto Araujo

INTRODUCCIÓN A LA CARTA A LOS HEBREOS
DIOS SE REALIZA DE MUCHAS MANERAS

La religión no es la misma cosa para todas las personas. «Dios -como dijo Tennyson-...
tracking img