Comentario mendizabal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1052 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Exposición de motivos del Decreto desamortizador de Mendizábal

Vender la masa de bienes que han venido a ser propiedad del Estado, no es tan sólo cumplir una promesa solemne y dar una garantía positiva a la deuda nacional por medio de una amortización exactamente igual al producto de las rentas, es abrir una fuente abundantísima de felicidad pública; vivificar una riqueza muerta; desobstruirlos canales de la industria y de la circulación; apegar al país por el amor natural y vehemente a todo lo propio; enganchar la patria, crear nuevos y fuertes vínculos que liguen a ella; es en fin identificar con el trono excelso de ISABEL II, símbolo de orden y de la libertad.
No es, Señora, ni una fría especulación mercantil, ni una mera operación de crédito, por más que éste sea la palanca quemueve y equilibra en nuestros días las naciones de Europa: es un elemento de animación, de vida y de ventura para la España: Es, si puedo explicarme así, el complemento de su resurrección política.
El decreto que voy a tener la honra de someter a la augusta aprobación de V.M. sobre la venta de esos bienes adquiridos ya para la nación, así como en su resultado material ha de producir el beneficiode minorar la fuerte suma de la deuda pública, es menester que en su tendencia, en su objeto y aún en los medios por donde se aspire a aquel resultado, se enlace, se encadene, se funda en la alta idea de crear una copiosa familia de propietarios, cuyos goces y cuya existencia se apoya principalmente en el triunfo completo de nuestras actuales instituciones.

Gaceta de Madrid, 21 de febrero de1836. Reproducido en A. Fernández y otros, Documentos de Historia Contemporánea de España, Madrid, Actas, 1996, pp. 120-125.

Comentario:

1. Naturaleza del texto y contexto histórico:
El texto que estamos comentando se corresponde con el preámbulo del Decreto de desamortización de los bienes inmuebles de las órdenes religiosas, publicado en la Gaceta de Madrid, el 21 de febrero de 1836,durante la Regencia de la Reina Mª Cristina de Borbón, la reina gobernadora. Se trata por lo tanto, de un texto histórico de naturaleza jurídica, una fuente original coetánea a los hechos. Su autor, Juan Álvarez de Mendizábal, era el Jefe de Gobierno progresista en esas fechas. Los datos de su biografía (hombre de negocios nacido en Cádiz, con importantes contactos en Inglaterra) explican bien sutendencia política, pues Cádiz, una ciudad que se había enriquecido en el siglo anterior merced a su carácter de puerto de Indias, destacaba por el progresismo de sus habitantes desde la guerra de la Independencia, como es sabido.
En cuanto al receptor teórico es pues la regente Mª Cristina como poder ejecutivo principal, y así puede apreciarse en las referencias directas a ella (someter a laaugusta aprobación de V.M.). Pero también tiene un carácter público al aparecer el Decreto en La Gaceta de Madrid, el Boletín Oficial del Estado de la época.

La desamortización a la que el texto hace referencia se encuadra dentro de un contexto histórico complicado: España había salido recientemente de un modelo de gobierno absolutista con la muerte de Fernando VII en 1833 y arrastraba profundosproblemas económicos desde el siglo XVIII, aparte de tener la necesidad de financiar la guerra carlista iniciada tres años antes por el conflicto dinástico que supuso la llegada de Isabel al trono. Durante la minoría de edad de la nueva reina, se sucedieron distintas regencias, que llevaron al país hacia un modelo de gobierno liberal. El camino no fue fácil: hubo que soportar las disputas carlistasdesde los inicios, y también la oposición de la regente, que era en realidad, partidaria de un despotismo ilustrado o de un absolutismo moderado al estilo de Luis XVIII. Mª Cristina había pretendido establecer este sistema mediante el Estatuto Real de 1834, pero tras una serie de sublevaciones urbanas y militares (sublevación de sargentos de la Granja, 1835), los liberales progresistas ocuparon...
tracking img