Como conocemos el mundo circundante.

COMO CONOCEMOS EL MUNDO CIRCUNDANTE
 

Quiénes niegan la posibilidad de conocer el mundo

p ¡Cuan grande es la fuerza de los conocimientos! Pertrechado con ellos, el hombre es invencible. Pero ¿nos son asequibles los conocimientos? No se puede plantear así el problema, dirán ustedes. Si no supiéramos lo que ocurre en el mundo, no podríamos vivir y trabajar en él. Sin conocimientos esimposible realizar la obra más simple, sin hablar ya de creaciones tan colosales del genio humano como los satélites artificiales de la Tierra, las naves espaciales y el aprovechamiento de la energía atómica.
p Pese a ello, hay quienes afirman que el hombre no puede tener una representación auténtica del mundo, es decir, conocerlo. Veamos cuál es el origen de semejante opinión.
p Entre el pueblo sedice desde tiempos inmemoriales que el saber es luz. Pero no a todos les gusta la luz. Y se comprende. Alumbrar el mundo con el potente raciocinio humano significa ver muchas cosas en él, conocer mucho de él, saber hacer mucho en él.
p Y eso es precisamente lo que temen los sembradores de tinieblas de toda laya. Porque el hombre liberado de la esclavitud político-social y de cualquier otra, alconvertirse en dueño y señor, derriba en primer término a los "soberanos”, a los sojuzgadores tanto celestiales como terrenales. De ahí que la religión arremeta contra el hombre que tienda la mano hacia el "árbol de la ciencia”. Ha inventado la leyenda de que el conocimiento es asequible únicamente a Dios, de que es inaccesible para los hombres y que tratar de cruzar este umbral, "la frontera delconocimiento”, constituye "un gran pecado".
p Los eclesiásticos enseñan en sus sermones a los creyentes que a los simples mortales no les es dado desentrañar el gran secreto de la creación del mundo y que la sabiduría divina está oculta en el misterio. ¿Qué le queda, entonces, al hombre? La religión responde: "Domar su inteligencia, creer y orar”. ¡Abajo la razón, la luz, el conocimiento!; tal es elsentido de semejantes afirmaciones.
p La clerigalla es apoyada en esta labor por algunos filósofos idealistas, quienes afirman que el mundo es incognoscible. Son los llamados agnósticos  [204•1 . Los representantes más destacados del agnosticismo fueron Hume y Kant. Este último, por ejemplo, afirmaba que las cosas que existen en el mundo están ocultas de nosotros, como encerradas en su cascarón,y es imposible conocer su contenido interno. Sólo nos es accesible, según él, su forma externa. La filosofía burguesa moderna hace una intensa propaganda del agnosticismo. Por ejemplo, el filósofo germano-occidental Petersdorf afirma que sin la revelación de las grandes verdades de la fe, sin "los misterios cristianos”, nuestra pobre inteligencia sería impotente ante los últimos enigmas delUniverso.
p ¿Qué argumentos presentan los agnósticos para corro borar sus concepciones? ¿Tienen base? Es sabido que el mundo se puede percibir únicamente con ayuda de los órganos de los sentidos: la vista, el oído, el olfato, etc. Pero, dicen los agnósticos, estos órganos son testigos muy inseguros: ¡cuántas veces nos han engañado! Si contemplamos un lápiz sumergido en un vaso de agua por uno de susextremos, parecerá que está roto, torcido. Si se lee de noche, a veces parece claramente que le llaman a uno. Por eso no puede creerse en los órganos de los sentidos, concluyen los agnósticos. ¿Es así, en realidad?
p De creer a los agnósticos, podría pensarse que el hombre 205 no hace más que contemplar impotente las cosas que le rodean. En realidad no es así. El hombre 110 es en el mundoespectador, sino actor, creador. En el trabajo, en la actividad práctica, dispone de todo lo posible y necesario para puntualizar las indicaciones de los órganos de los sentidos, para llegar hasta la esencia del asunto, para penetrar en ¡a profundidad de los fenómenos que se estudian. En el ejemplo antes aducido, basta con sacar el lápiz del agua para que se convenza de que está entero.
Como ven, el...
tracking img