Como escribir un parrafo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1355 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PÁRRAFOS INTRODUCTORIOS:

A. Interrogante:
¿Dónde encontramos la sabiduría? Si uno es afortunado se topará con un profesor particular que lo ayuda; pero al cabo está solo y debe seguir adelante sin más mediaciones. Leer bien es uno de los mejores placeres que puede proporcionar la soledad, porque, al menos en mi experiencia, es el placer más creativo. Lo devuelve a uno a la otredad, sea lade uno mismo, la de los amigos o la de quienes pueden llegar a serlo. La lectura imaginativa es encuentro con el otro, y por eso alivia la soledad. Leemos no sólo porque nos es imposible conocer bastante gente, sino porque la amistad es vulnerable y puede menguar o desaparecer, vencida por el espacio, el tiempo, la comprensión imperfecta y todas las aflicciones de la vida familiar y pasional.(Cómo leer y por qué, de Harold Bloom. Pág. 21. 2005)

Otro ejemplo:
¿Cuál es el problema técnico que le resulta más difícil al escribir?
El principio, la manera de empezar y cuándo comenzar a estructurar el texto. Es esa la progresión que va de la completa libertad a una jaula estrecha, con cuánta velocidad puedo avanzar y cuándo decido escribir las ideas o argumentos claves del escrito. Creo queesas son los dos aspectos más difíciles. (Iris Murdoch. Confesiones de escritoras. 1995. Pág. 180)

Tercer ejemplo:
Pero ¿qué tiene que ver- si es que tiene que ver- la vocación del poeta con la tarea del sociólogo? Nosotros los sociólogos, raramente escribimos poemas. (Para escribir, algunos nos tomamos licencia de la obligación profesional.) Y sin embargo, si no queremos compartir el destinode “falsos poetas” y aborrecemos ser “falsos sociólogos”, debemos aproximarnos tanto como los poetas a esas posibilidades humanas ocultas; por ese motivo debemos traspasar los muros de lo obvio y lo autoevidente, de la moda ideológica del momento, cuya circulación generalizada funciona como prueba de sentido. Demoler esos muros es tarea del sociólogo tanto como del poeta, y por la misma razón: lasposibilidades ocultas tras el muro disfrazan las potencialidades humanas e impiden las revelaciones genuinas. (Zygmunt Bauman. Modernidad líquida, pág. 213. 2006)

B. Analogía:
Un presidente es algo así como un director de orquesta que no sólo debe escribir la partitura y dirigir la interpretación sino que para cumplir bien su labor, debe ser muy sagaz para conocer a los músicos,seleccionarlos, comprobar si dominan o no el instrumento que tienen en sus manos y luego establecer si pueden ser solistas en una obra u otra. No basta, entonces, que el presidente sea capaz de reunir músicos, a base del halago de ingresar a la orquesta, porque en el caso de que no tenga las condiciones para entendérselas con una buena partitura o acepte, por falta de buen criterio musical, que cada músicotoque por su cuenta, los resultados serían fatales. (Luis Carlos Galán, El Tiempo, 16 de enero, 1977)

C. Citas textuales:
“ La literatura, esa híbrida expresión del espíritu humano que se encuentra entre el arte y el pensamiento puro, entre la fantasía y la realidad, puede dejar un profundo testimonio de lo que queremos ser y somos en realidad; testimonio de este trance existencial, yquizá sea la única creación que pueda hacerlo”
(Ernesto Sábato. El escritor y sus fantasmas, pág. 66. 2003)

Otro ejemplo:
“La pasión, la fuerza creativa, el talento no pueden ser aprendidos ni estimulados. No es menos cierto que la perfección técnica de escribir puede ser alcanzada hasta cierto punto a fuerza de trabajo y coraje intelectual”. Pero para lograr el aprendizaje de esa técnica, hayque conocerla, escuchar lo que dicen los escritores. Aprender de los expertos.
(Fernando Vásquez. Escritores en su tinta, pág. 10. 2005)

Tercer ejemplo:
Citando la opinión del poeta checo Jan Skácel acerca de la condición del poeta (quien según Skácel, sólo descubre los versos que “siempre estuvieron allí, en lo profundo”), Milan Kundera comenta (en El arte de la novela, 1986): “para el...
tracking img