Como influyen los sueños en las emociones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4341 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 26 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los sueños y el autoconocimiento

Los sueños

Los sueños, esas imágenes, escenas atractivas o perturbadoras, universos extraños, caóticos, apasionantes, que sobrevienen durante el dormir, han fascinado a todos los hombres y sociedades. En algunas culturas se consideraban como viajes del alma, de tal suerte que era tabú despertar a un durmiente, dada la posibilidad de que estuviera /soñando enese momento y su alma no alcanzara a regresar de los distantes parajes donde pudiera encontrarse; la Biblia narra sueños proféticos, como los del Faraón interpretados por José (Gen 41), y de Nabucodonosor (Dan 2) donde el coloso de bronce con pies de barro era nada menos que su imperio laboriosamente conquistado; también los considera como portadores de mensajes de Dios (Mat.1).

Nuestraprimera experiencia infantil de un ensueño debió haber sido espeluznante y afortunadamente no la recordamos; tal vez despertamos un día aterrados y dudando de la realidad del mundo familiar, y debieron insistimos, como hacemos hoy con nuestros hijos:

«¡tranquilo...era sólo un sueño!».

La neurofisiología, con todos sus portentosos avances, está lejos de explicar claramente este fenómeno, comotampoco hay manera absoluta de demostrar que la realidad no sea un sueño, de ahí que los filósofos -desde Platón, Aristóteles, Descartes, La Mettrie, hasta neopositivistas como Ayer- se hayan ocupado, con poco éxito, de entender la naturaleza de los sueños.

El fenómeno onírico es una «misteriosa» actividad espontánea del psiquismo que nos produce algún dejo de alegría, tristeza, angustia inquietudo satisfacción. Llega el despertar, brusco o plácido, y a veces hemos vivido en la noche tan bellas ilusiones que quisiéramos gritar con el poeta: «¡Je t'appelle o nuit, rends moi tes mensonges!»

(Te ruego noche: ¡devuélveme tus mentiras!).

En los sueños reina una asombrosa naturalidad, pues al soñador no le asombran ni los más extravagantes sucesos, como encontrar un caballo en el últimopiso de un estrecho edificio, de caminar entre llamas, de enfrentarse con el jefe, descubrir tesoros, o contemplarse fallecido.

El dormir superficial empieza con un estado hipnagógico, semiconsciente, un confuso fluir de imágenes, y luego viene el dormir profundo. Los sueños fluyen desde alguna parte del cerebro mientras uno duerme; sólo así se logra divorciar el yo de la realidad y dejar que elinconsciente se abra paso hacia un sector de la conciencia. Los sueños son la vida psíquica durante el estado durmiente del cuerpo. Ahora bien, los sueños que recordamos deben darse en algún momento superficial -en la etapa MOR de movimientos oculares rápidos-, o cerca a la hora de despertarse, pues algún sector de la conciencia ha de estar fisiológicamente preparado para grabar las imágenes. Alparecer, casi siempre los olvidamos mientras nos vestimos, pero pueden aflorar en medio del trabajo matutino.

A veces creemos haber soñado toda la noche, cuando lo cierto es que en diversos momentos de la noche despertamos ligeramente en medio de sueños -durante las etapas MOR-, y encadenamos esos momentos conscientes como si fueran la noche entera. Además, los sueños son un prodigio develocidad psíquica; aunque algunos parecen transcurrir en tiempo real, la mayoría ocurren en instantes y tardamos varios minutos narrándolos, así, alguien nos despierta con un toque en el hombro y soñamos toda una larga aventura que termina con ese toque; para no hablar del poder creativo de la actividad onírica, bien documentado por individuos muy productivos.

Que la ciencia experimental hayapropuesto que los sueños son una actividad fisiológica aleatoria del cerebro (Foulkes, 1985; Hobson, 1988), que obedezcan a la actividad de ciertas áreas del córtex durante las etapas de movimiento ocular rápido (Antrobus, 1991), no descalifica en absoluto el trabajo de quienes han investigado, con un método clínico o autobiográfico, la relación del sueño con la vida psíquica; el hecho de que no...
tracking img