Como nos transforma la musica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3275 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
tómo nos transforma la música

    Bien mirada, la música no es más que una secuencia de sonidos
ordenados, una especie de encarnación del paso del tiempo a base de ruidos,
silencios y ritmos. Sin embargo, su poder para provocar reacciones
emocionales en los humanos, desde la depresión al éxtasis, es tal que se ha
convertido en piedra de toque de nuestro comportamiento como especie. Ademásdel lenguaje, la capacidad para disfrutar de la música es una de las pocas
habilidades que nos diferencian del resto de los animales. Y al igual que
nos ocurre con el habla, se hace difícil pensar en un día en el que no
escuchemos ni una sola nota.

Un nuevo estímulo para la neurología

    ¿Realmente la música es tan importante para nuestras vidas? Los últimos
hallazgos en neurología,psicología y biología parecen demostrar que sí:
escuchar melodías agradables no sólo modifica nuestro estado de ánimo sino
que puede tener una influencia muy positiva en el desarrollo cognitivo
humano, en el estímulo de nuestra inteligencia e incluso en la salud. Hasta
hace muy poco, estas cuestiones no habían merecido la atención de la
ciencia, pero ahora el estudio de las relaciones entremúsica y bienestar se
ha convertido en una fértil fuente de investigaciones y, gracias a ellas,
empezamos a encontrar respuestas a algunas preguntas seculares. ¿Existe
algún mecanismo fisiológico que controle la cascada de emociones que sugiere
la música? ¿Nuestra capacidad de apreciar y crear melodías está relacionada
con el funcionamiento de nuestro organismo? ¿El amor por las notas se
hereda?    Una de las teorías más defendidas al respecto informa de que la
naturaleza humana dicta las condiciones que ha de tener una secuencia
denotas para que la interpretemos como una pieza musical. De hecho, es
posible que la música remede lejanamente la organización de ritmos internos
de nuestro cuerpo, como el latido del corazón, el tempo de la respiración o
la sonoridad vocal de laspalabras.
    De ese modo podría explicarse por qué todas las manifestaciones
musicales del mundo cuentan con una base emocional común. Por muy diferentes
que sean su estructura, tonalidad o ritmo, las músicas del planeta comparten
una línea básica: un japonés, aunque no sepa una sola palabra de flamenco,
es capaz de detectar que una bulería transmite sensaciones alegres y una
taranta produceemociones más tristes.
    Los psicólogos británicos John Sloboda y Patrik Juslin, de la
Universidad Keele, han estudiado en profundidad este fenómeno y lo han
relacionado con la capacidad de sorpresa del ser humano. Sloboda asegura que
"la base de nuestro comportamiento emocional es la capacidad de respuesta a
situaciones que, de algún modo, nos sorprenden". Ganar la lotería nos
produce uncambio repentino en nuestras vidas a mejor, y eso genera
emociones positivas. Conocer que una persona amada está enferma también nos
sorprende, en este caso negativamente, y produce emociones de tristeza.
"Parece que la música -dice Sloboda- pone en marcha los mismos mecanismos de
asombro". Los humanos, incluso los musicalmente legos, somos capaces de
reconocer sutiles estructuras coherentes enuna pieza musical y proyectar
expectativas sobre ellas, como si anticipáramos qué secuencia de notas va a
venir después. Cuando la música nos asombra con cambios respecto a lo
esperado, genera una reacción emocional en nosotros. Los buenos compositores
de canciones de éxito manejan a la perfección este mecanismo.

Lo mejor es su capacidad de sorprendernos

    Según Juslin y Sloboda, elorigen de esta sensación está en el
lenguaje. Todos los seres humanos compartimos un código heredado para
interpretar el habla. En cualquier idioma, la ira se manifiesta gritando y
el cariño susurrando. Da igual a qué raza pertenezcamos, los mínimos
rudimentos emocionales del habla son reconocibles universalmente. Con la
música ocurre lo mismo. Los estudios de estos dos psicólogos con cientos...
tracking img