Como todo fue cambiando

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 6 (1290 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 16 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
COMO TODO FUE CAMBIANDO
Mi nombre es Anabel y tengo 41 años, nací en el Estado de México, sin embargo unos meses después de haber cumplido 7 años, el trabajo de mi padre requirió que nos mudáramos al estado de Veracruz, en donde vivo actualmente. Cuando era niña solía jugar en la calle con mis hermanos Carlos, Felipe, Alicia, Carmen y Emanuel. Los seis nos divertíamos mucho haciendo historiasfantásticas y convirtiéndolas en verdaderas, claro, en nuestra imaginación.
Cada año íbamos al pueblo de mi mamá, San Juan de Ayutla en el estado de Guerrero, me acuerdo del camino, de esos bellos recorridos en las inmensas carreteras de terracería. La vista de los cerros de un verde intenso por lo fresco del aire y las grandes lluvias que los bañaban, en cierto punto del recorrido, cuando yaestábamos fastidiados del viaje, había un lugar especial donde papá se detenía, salíamos del auto, nos sentábamos abajo de un inmenso roble y, mientras nosotros jugábamos mis padres preparaban la merienda, recuerdo el aire puro y los manantiales de los cuales sacaba aquella agua fresca con mis pequeñas manos y la bebía.
En esos días cuando en primavera hacía calor y en invierno frio, en esos tiempos enlos cuales salías a mojarte en la lluvia y no pasaba más que un pequeño resfriado…
Cuando cumplí 17 años mi padre enfermó de una grave pulmonía que se agravó por los contaminantes en el medio ambiente y no pudimos ir a guerrero como todos los años anteriores, ya para entonces el mundo había avanzado mucho en su destrucción. Así mi padre estuvo 2 años hasta la fecha de su muerte.
En ese añoviaje al centro del Estado de México a comprar algunas cosas para la casa y para mi trabajo, como ya no estaba mi padre, y mis hermanos ya se habían casado, tenía que ayudar a mi madre, pero cuando llegue era asombroso como todo había cambiado en el centro, desde que yo era niña. Reconozco que hace muchos años que no visitaba esos lugares, pero me sorprendió que el aire te provocara tos y el sol tecausara una jaqueca aparte de ser insoportablemente caliente.
Cuando regresé a casa me encontré con mis hermanos, Carlos en la sala con su esposa, Alicia en la mesa con las manos en la cabeza, Emanuel recargado en el barandal de la escalera. Al momento de verlos lo primero que pregunte fue ¿qué hacen aquí?, en ese momento iba bajando Carmen y dijo -madre está enferma sufrió un desmayo y ha vomitadosangre un par de veces desde entonces, dice el médico que no es nada grave yo creo que se mejorara.
Subí corriendo a verla y la vi ahí recostada durmiendo y a Felipe recargado en la cómoda frente a ella observándola, sentí que moría…
4 meses después fue mi cumpleaños y mi madre ya se encontraba mejor, aunque el médico dijo que la sacáramos de aquí que la contaminación afectaba su sistemainmunológico. Así que decidí decirle:
–Madre, vamos a tu pueblo a vivir.
Todavía recuerdo la sonrisa que puso y cómo sus ojos se humedecieron. Esa semana empacamos y para el 12 de diciembre dejamos aquella casa, en la cual se quedaban tantos recuerdos y anhelos de cada uno de nosotros, y sobre todo, la esencia de mi padre.
En el camino empezó a caer una tormenta terrible y al asomarme por laventanilla vi aquel gran roble en el cual nos deteníamos a tomar la sombra y jugar, reconocí el lugar pero ese árbol ya había desaparecido solo era un tronco grande y seco.
Al momento de verlo, en mi mente vi la imagen de mi familia, ahí, comiendo y riendo. No pude contener las lágrimas, así que cerré mis ojos y me recargue en el asiento del camión.
Para llegar al pueblo teníamos que pasar una pequeñavereda entre los árboles y el pasto, ahora ya casi no había arboles la mayoría estaban cortados y el césped seco, a lo lejos, en el fondo de lo que antes había sido un bosque se levantaba una aserradora y varias fabricas.
Esos lindos arboles en aquel tupido bosque se esfumaron a través de los años, los largos recorridos bordeados de flores igual, pero lo peor era que el río que cruzaba la...
tracking img