Comparación del uso literario y la figura del amor en ¨Romeo y Julieta¨, ¨Juicio y Sentimiento¨ y ¨Mme Bovary¨

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1826 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de mayo de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
COMPARACIÓN DEL TRATAMIENTO Y EL USO LITERARIO DEL AMOR
EN ROMEO Y JULIETA, JUICIO Y SENTIMIENTO Y MADAME BOVARY

Algo que salta a la vista en las obras Romeo y Julieta, Juicio y Sentimiento, y Madame Bovary, es que todas ellas están basadas en una o barias relaciones amorosas, en torno a las cuales gira todo el argumento. Esto supone, que al basarse todas en una misma piedra angular,encontremos similitudes en muchos aspectos, como el uso literario, pero al haber sido escritas por autores distintos, y en épocas, países y contextos sociales distintos, muestran también diferencias.
Entre las similitudes del tratamiento cabe destacar el olvido amoroso, que es que en las tres historias encontramos algún personaje que cree haber encontrado un irremplazable amor que de ninguna formapodrán llegar a olvidar jamás, pero que en cierto punto de la historia es reemplazado por otro mucho mayor. Esto ocurre, en Romeo y Julieta con el personaje Romeo, que en el inicio de la obra encuentra en Rosalina su única pasión, como vemos en todas sus intervenciones en la escena I, la cual se desvanece por completo en el momento en el que conoce a Julieta y tiene la oportunidad de hablar con ella.En Juicio y Sentimiento, es Marianne quien experimenta esta misma situación, pues su ciego amor por Willoughby se ve al final desplazado hacia otro personaje; el coronel Brandon, con quien finalmente contrae matrimonio. Por otra parte, en Madame Bovary, es quien da nombre a la obra el personaje que sufre estas emociones en varias ocasiones, ya que tanto con su marido Charles, como con sus 2amantes Rodolphe y Leon, experimenta en varias ocasiones el amor absoluto y el más puro rechazo.
Otra similitud es que en todos los casos encontramos amores secretos debido a que se salen de las reglas establecidas, véase la unión entre dos familias enemigas en Romeo y Julieta, donde los protagonistas se ven obligados a casarse con la máxima discreción posible, ya que ninguna de las dos familias loadmitiría, hasta el punto de que solo dos personas excluyendo a los novios son conscientes de la unión de la pareja, siendo una de ellas el fraile que los casa, y la otra la nodriza de Julieta. También encontramos secretismo en Juicio y Sentimiento, donde el compromiso entre Edward y Lucy no puede de ningún modo salir a la luz, y es únicamente conocido por la hermana de esta, o con la relación quehubo entre Willoughby y Marianne, y que este se esfuerza por esconder a ojos de su futura esposa, la señorita Grey y a los de cualquiera que no lo supiese de antemano, pues eso arruinaría la boda que tanto necesitaba este. Por último, en Madame Bovary, el secretismo es encontrado en todas los encuentros entre Emma y cualquiera de sus amantes, Leon o Rodolphe, ya que ella era una mujer casada, y porlo tanto resultaban inaceptables las relaciones sexuales con otros hombres.
Una última similitud que cabe destacar es el sufrimiento vivido por los protagonistas de las obras, siempre guardando una relación con su amor hacia otro personaje. Vease, en Romeo y Julieta, la horrible agonía de ambos personajes como consecuencia del destierro de Romeo, al cual seguro que le hubiese desagradado estehecho en cualquier situación, pero el verdadero motivo de su angustia era dado por la separación de su amada, como explica en la página 80, en la escena 3 del acto III:
ROMEO. ¿Destierro dices? Por piedad, di muerte.
El rostro del destierro es más horrible
que la muerte. ¡No digas más destierro!
[…]
Es tormento, y no gracia. El cielo está
Donde vive Julieta y donde cada
Perro, gato, ratón ycosa indignada
Pueden mirarla y sentirse en el cielo


En el caso de Juicio y Sentimiento la persona que más parece padecer es Marianne al recibir el rechazo de Willoughby y enterase de su compromiso, como vemos en la página 188, capítulo 29:
“-No, no –exclamó Marianne-, de una desgracia como la mía nadie puede vanagloriarse. No me importa que sepan que estoy derrotada. Que el mundo conozca...
tracking img