Complejo de langosta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3132 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HORIZONTES DESMEDIDOS
Los  despojos  de  Cartago  hacían  de  Roma  una  gran  potenciaeconómica, se convirtió en la principal dueña de las minas de España.  Lasterribles  angustias  que  había  conocido  le  habían  dejado  profundascicatrices.Empezaban a adivinarse las primeras señales de la evolución queconduciría a la ciudad de la República al Imperio.
  Como el que no quiere la cosa, vancreciendo las ambiciones, yRoma retomó las armas para solucionar a su manera los asuntos de Oriente.Grecia fue evacuada.Mientras Roma consumía una destrucción de Cartago, hubo unlevantamiento general en Grecia, al que Roma respondió destruyendoCorinto y reduciendo el país en provincia.Roma en tiempos de guerra contra Aníbal, se había encarnado en doshombres:  ``el Conteporizador´´  y `` elAfricano.La nueva Roma, hija de la victoria, se encarnó en un tercer personaje, hoy se conoce como ``el viejo Catón´´.    Catón defendió elrespeto a los tratados y a las convenciones, incluso con los enemigos, sutratado de agricultura era ``moderno.  Catón fue el primero en hacer construir en Roma una ``basílica.   Promovió la poesía.   Durante lasegunda guerra púnica, fue a buscar al poeta Ennio aCerdeña.Ennio padre de la poesía latina, quien creó la epopeya romana.Catón era muy consciente del brillo que Homero había conferido a lacivilización griega.   Ennio no escribió una nueva Iliada, sino que se limitóa redactar unos Anales, una historia romana en verso, que se ha perdidocasi por completo.   Aunque aquel poema tenía sus defectos, si él Virgilionunca hubiera podido redactar la Eneida dossiglos más tarde.Catón, al final de su vida, se obsesionó con la idea de destruir Cartago pero murió demasiado pronto para poder ver cumplido su deseo,pero contribuyó considerablemente a que el Senado decidiera declararle laguerra a Cartago en 147 a.C. con un pretexto fútil.Entretanto, en Roma nació una literatura brillante.   Y aunquegustaban las tragedias, se preferían las comedias, llenas de vida,imágenesde la sociedad cosmopolita que empezaba a formarse en la ciudad,convertida ya en capital del mundo.   He ahí el trasfondo de las comediasde Plauto, que escribió en la época de la guerra contra Aníbal.Terencio sustituyó a Plauto.   Los personajes que ponía en escena yano eran marionetas sin gran consistencia; amaban de verdad, sufrían, selamentaban con todo su corazón, y los viejos ya no selimitaban arefunfuñar, sino que reflexionaban.   La influencia de los filósofos griegosaparece en este teatro, sin duda menos ameno, menos burlesco y que resultamás humano y que contribuyó, siglos más tarde a formar el teatro clásicoen Francia y en toda la Europa culta.
  TIEMPOS DE COLERA
En 155 a.C. llegaron a Roma tres embajadores atenienses.   Eranfilósofos y tenían que defender la causa deAtenas ante el Senado.Concluida su misión, alargaron un poco su estancia en Roma y sededicaron a dar conferencias públicas demostrando a los romanos queestaban ávidos de filosofía, que no les bastaba con haber conquistado lamitad del mundo, sino que además querían saber qué hacer con suconquista y como gobernar razonablemente sus vidas.   La antigua moral,el respeto a la jerarquía tradicional yano bastaban.   Crecía la inquietud yel descontento.Las  eternas  guerras  habían  arruinado  a  muchos  pequeños propietarios.   Los ricos se habían aprovechado de la situación paracomprar esas tierras a bajo precio y formar grandes propiedades.   Elterritorio conquistado no se había repartido entre los ciudadanos, sino quese había dejado una parte, la menos fértil, en manos de losantiguospropietarios, mientras que el resto había ido al ámbito público.   Los noblesse habían apropiado prácticamente de todo y lo usaban para criar ganado.La plebe aumentaba.   Una masa inactiva, más por falta de trabajo que por pereza.El problema se agravó tras la destrucción de Cartago y de Corinto.Los pobres y los desempleados encontraron quien los defendiera en unjoven aristócrata, Tiberio Graco, que no...
tracking img