Componentes conductuales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1959 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 18 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
IntroducciónEl presente artículo, escrito especialmente a solicitud de la dirección de la Revista Iberoamericana de Educación, pretende sintetizar algunos aspectos teóricos conceptuales para una aproximación crítica desde la educación comparada, como disciplina científica, a la actual situación tanto de crisis política por la que atraviesa el Estado democrático, con particular referencia a lasituación latinoamericana, desde una lectura teórica de la problemática de la descentralización educativa como fuente de eficacia política, retórica, de imitación y finalmente como fuente de legitimación del propio Estado.
Advertimos a los lectores que muchas ideas sugeridas en el presente artículo no son ampliamente desarrolladas, pues las mismas son parte constitutiva de mi tesis doctoral para laUniversidad de Granada, España, en la cual se desarrollan específicamente los casos de estudio que le dan validez a los planteamientos, categorías y tipologías aquí sugeridos. No obstante, el artículo pretende ser un ensayo para la discusión desde la comparación de la actual situación de la descentralización educativa en América Latina.
I. La crisis de la democraciaCon la caída del muro de Berlíny el posterior derrumbamiento inesperado del comunismo en la URSS, múltiples construcciones se han querido imponer como literatura sociológica, política, filosófica o económica para explicar, bien con dosis de cinismo, escepticismo o rituales teóricos festivos, la caída del comunismo como un triunfo telúrico y definitivo del capitalismo, el liberalismo y la democracia occidental, como triadainseparable a la hora de comparar a ésta respecto al comunismo.
Se habla en definitiva del fin de la historia (al concluir la confrontación teórico-filosófica heredada del siglo XIX entre capitalismo y comunismo), de la muerte de las ideologías (entendidas como grandes explicaciones sobre el mundo, para imponerse como praxis política), pero también se teoriza, con no menos vehemencia y nostalgia,sobre el fin de las utopías (de los grandes megaproyectos políticos, vendedores de ilusiones y grandes realizaciones futuras). Toda esta literatura descansa sobre el ya descompuesto y putrefacto cadáver del comunismo. Ahora bien, pocos han querido cargar sus tintas hacia los espacios complementarios de esta “crisis mundial” (entendida no como hecho tenebroso, sino como tendencia hacia los grandesimpulsos de cambio y de reforma estructural que demanda la sociedad política mundial), espacio que no es otro que la propia sociedad capitalista y democrática occidental. Muerto el comunismo, ya ni su fantasma ritualizado puede ser utilizado como pretexto fácil para justificar los déficits estructurales de la democracia occidental, acumulados durante los últimos cuarenta y ocho años, comoconsecuencia del dominio internacional de la llamada guerra fría o confrontación Este-Oeste.
Ahora bien, los principios filosófico-políticos (la teoría democrática asociada a la igualdad, la fraternidad, la comunidad, la igualdad de oportunidades, la participación ciudadana, el sufragio universal directo y secreto), y los principios económicos que han acompañado históricamente a ésta, consustanciales a laorganización capitalista de la economía (el liberalismo económico clásico: libre mercado, libre juego de la oferta y la demanda, libre comercio nacional e internacional, etc.), marcan la pauta a la hora de acercarnos a discutir el otro problema que afecta a la sociedad posmoderna y posindustrial finisecular en la que vivimos: la crisis de la democracia occidental, aun y habiéndose comprobado elsabio aforismo de Churchill de que la democracia es hasta ahora el sistema político menos imperfecto.
II. Dos teorías sobre la crisis del Estado democrático moderno: el centralismo como problemaLa crisis de la democracia occidental aparece asociada, en primer lugar, a la “sobrecarga del Gobierno” y a la “crisis de legitimidad del Estado”: crisis de los partidos políticos y su liderazgo histórico...
tracking img