Compra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 69 (17059 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un pequeño deseo
 
 
 
            Le tomo de la barbilla y le dio un profundo y lacivo beso. Entro en la boca del menor con astucia y apego, recorriendo por completo la cavidad.
Las manos comenzaron a acariciar el cuerpo menor y le agarro de las caderas, haciendo que se rozaran descaradamente.
—Ahnn…Soubi…— salio de su boca al separarse por el anterior mimo.
            Lo miroprofundamente, dentro de aquellos ojos morados y agarro con una de sus manos el pecho del menor, mordiendo así la oreja que levantada se encontraba:
—Ahnnn…Soubi… ¿No deberías de parar?— le dijo haciendo que el mayor lo soltara y se detuviera.
—No. — le respondió, acercándose nuevamente y agarrando la chaqueta del colegio, para quitársela. Está cayo por el suelo.
—Soubi…Ngn…
—No digas nada. Sólosiénteme. — le soltó en el oído, mordiendo de paso el lóbulo derecho, para luego pasar su lengua.
            El menor recibió un escalofrío por todo su cuerpo. Era una sensación muy diferente para él.
            Beso su cuello, levantando la cabeza del menor y descendiendo por la manzana de Adán, y con sus hábiles manos, desabotono la camisa del chico, mientras bajaba por su pecho.
            Abrióde un tiron la camisa y dejo completamente expuesto ese blanco y puro pecho. Le quito la prenda y la lanzo a algún lado lugar.
            La corbata adornaba la parte de arriba del menor.
            Soubi le tomo de los hombros y volvió a besarlo. Caminando lentamente hizo que ambos se desplomaran en la ya desesperada cama.
            El mueble se sacudió al recibir el peso sobre ella, paraluego estabilizarse por completo.
            Se observaron y el menor fue quien inicio los toques. Atrajo hacia sí al mayor y mordió sus labios, para luego juguetear con sus lenguas. Fue así que el rubio comenzó a tocar el pecho, manoseando todo lo que sus manos lograban. Ante cada caricia, se dejaba embriagar de la más sana y clara representación de afecto.
            Se separaron.
—Ahn…Ngn—no podía evitar que de su boca saliera el extasiado sonido obsceno.
            Ya demasiado cautivado por la boca del menor, decidió que debía de atender de igual manera a todo ese cuerpo, al frente de él.
            Instintivamente entre sus dedos largos y blancos atrapo una tetilla y comenzó a darle el suplicio que merecía.
—Ngng…— sabia que esa aquella voz le pertenecía, pero en suinocente mente no podía admitir que todo aquellos gemidos eróticos eran suyos. — Ahnn…— lanzo al sentir la lengua vagando sobre su otra tetilla. — Soubi. — sólo podía decir aquel nombre, que salía de su boca.
            Su mano descendió libremente por la tela del pantalón, rozando ya aquel viril ser, que comenzaba a palpitar.
— ¡Ngn|— exclamo.
            Miro como el niño intentaba alejar su manode aquella sensitiva zona. Haciendo que en su mente apareciera una libinosa situación.
            Con lentitud y poniéndose encima del menor, sin llegar a aplastarlo. Bajo su cabeza y con sus manos le saco la corbata, quien lo adornaba. La desato y la saco con pereza por ese cuello. Llego a su oído y le susurro palabras embarazosas, para luego llevarse las manos del menor hacia el cielo de suhabitación y así amarrarlo con la corbata, muy suavemente.
— ¿Qué haces?— pregunto un  poco asustado, pero a la vez dejándose  tomar con firmeza.
—Algo entretenido. — solo pronuncio.
            Beso todo y extenso mar, color piel, del cuello hasta el ombligo. Desatando ligeros y dulces gemidos. Por la simple reacción de Ritsuka bajo suyo le hacia perder la cabeza.
            ¿Cuántos añoshabía esperado tener a Ritsuka entregado a él, por voluntad propia?
            Con su mano izquierda tocaba el costado izquierdo, rozándole, muy cerca de la axila, para así darle suaves y tiernas caricias
            Humedeció por completo el ombligo, mientras su mano viajaba contorneando el cuerpo hasta llegar a los muslos. Su lengua fue aflojando el inicio de la prenda interior. Con sus dos...
tracking img