Comprensión e interpretación de un texto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2087 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mtra. Verónica Farías Rivero

Comprensión e interpretación del texto UN INFIERNO A MEDIDA DE NUESTRO DESEO, en el desarrollo de las competencias discursivas del capítulo de “Aportaciones del análisis del discurso a la educación lingüística” de la revista del Texto de Didáctica de la Lengua yLiteratura, n. 49, pp. 14-27 publicado en julio 2008.

UN INFIERNO A LA MEDIDA DE NUESTRO DESEO* . UNA SOCIEDAD EN ESCASEZ

La sociedad de consumo no es una sociedad de abundancia. Abundancia no quiere decir que se consume mucho; abundancia quiere decir que se consume todo lo que se necesita, es una situación de equilibrio entre las necesidades y los bienes y servicios que las satisfacen. Puedehaber sociedades de abundancia a nivel cuantitativo bajo: como las sociedades paleolíticas. Puede haber sociedades de escasez a nivel cuantitativo alto como la sociedad de consumo.

Marshall Sahlins ha demostrado (analizando sus restos “fósiles”) que la sociedad paleolítica era una sociedad de abundancia, pues el orden social generaba pocas necesidades y estas eran satisfechas casi siempre por casitodos. Los hombres del paleolítico podían permitirse el lujo de trabajar poco (una media de cuatro a cinco horas por día) y de combinar exclusiva e inclusivamente el trabajo y el ocio. Exclusivamente: pues los cortos períodos de trabajo se alternaban con largos períodos de ocio. Inclusivamente: pues trabajaban jugando: el trabajo era un juego.

En la sociedad de consumo siempre hay másnecesidades que bienes y servicios para satisfacerlas. Lo que esta sociedad produce en realidad, mediante la publicidad, son necesidades. No se producen bienes y servicios para satisfacer necesidades preexistentes, sino que se producen incesantemente necesidades nuevas y más variadas: para que podamos y queramos consumir la panoplia cada vez más extensa y compleja de productos. Panoplia abierta enextensión: como la interminable retahíla de quitamanchas y ponebrillos de Jonson, o la variopinta proliferación de gustos de yogures (que cuantos más gustos tienen menos gustan). Panoplia abierta en comprensión: como la sustitución de los aparatos manuales por los automáticos (que, si en casos como el de la lavadora o el lavaplatos ahorran esfuerzo, pronto se extienden a la gama de “detalles” para crecerla elegancia del regalo que rizan el rizo de la futilidad: electrificación del cepillo de dientes, del abrelatas o del quitamigas), o la cascada de tocadiscos “Hi-Fi” o requetesúper “Hi-Fi”.

No es sólo que el consumo no sea asequible para la mayor parte de la población (incluida la casi totalidad de la población trabajadora y la totalidad de la población parada), ni que el crecimientoeconómico esté corroído por la crisis. Es que aquellos que tienen acceso al consumo, por mucho que consuman, siempre les queda más por consumir: nunca tendrán toda la gama de aparatos, nunca podrán gustar todas las variedades de platos y de copas.

Un poco puede ser mucho: como un poco de materia preciosa o artísticamente trabajada (o como un poco de “Magno”, si fuera lo que dicen). Y un mucho puede sernada: como todo el oro del mundo en que tenía que nadar el infeliz rey Midas.

* Publicado en Transición, núm. 28, enero de 198


I. Análisis del texto: UN INFIERNO A LA MEDIDA DE NUESTRO DESEO. Una sociedad en escasez.
Aspectos sustanciales del uso lingüístico.

Instrucciones: Lean el texto y subrayen las ideas principales de cada párrafo del texto anterior.

1. Lectura.
2.Contexto. Enfoque sociolingüístico.

a. Quién escribe
Jesús Ibáñez Alonso; (n. San Pedro del Romeral, 1928 –m. Madrid, 1992), único hijo de una madre soltera, propietaria de un pequeño comercio y de algunas vacas en la aldea de San Pedro del Romeral, en el Valle del Pas (Cantabría). En su adolescencia perteneció por un breve periodo al Frente de Juventudes de Falange. Aunque muy pronto le...
tracking img