Comprension Lectora 7°

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1645 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de junio de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
REFORZAMIENTO DE LENGUAJE 7° AÑO
COMPRENSIÓN DE LECTURA N°1

Nombre:………………………………………………………………………………………….
Curso: 7°… Fecha:………………………………………………………………………….

RABITO EL CARTERO

Rabito, un conejito alegre y simpático, era para muchos el mejor cartero de la región de los Bosques Sureños. Siempre muy sonriente , amable con todos sus clientes y con un corazón a todo servicio. Su bolso lleno decartas y pequeñas encomiendas, su cuerpo blanco como la nieve y su inconfundible chasquilla negra, lo hacía verse ante los animales del bosque como un personaje salido de las mejores películas de aventura.
Día tras día, como una rutina sin cesar, repartía sus cartas con entusiasmo, entonando canciones, rimas o adivinanzas con una gracia sin igual:
-¡Cartas ofrezco, como panes dulces delpanadero!
-¡Cartitas vas a leer, alegres o tristes, cartitas con esperanza, cartitas mudas, ¿qué tipo de cartitas quieres leer?
-¡Soy cartero y noticias traigo, quien reciba mi carta, recibe palabras desde el cielo!
Y así por el estilo, sus destinatarios escuchaban sus anuncios alegres y juguetones, saliendo al paso de nuestro pintoresco cartero. ¡Ha llegado carta, estimado señor! ¿Para mí? ¡Hacetanto tiempo que no recibo noticias, que las cartas que me han llegado están amarillas, le decía el pequeño búho, escondido en la espesura. ¡Tenga paciencia, las cartitas que traigo, hoy no son para usted., quizás mañana, alguna carta con mil palabras, alentará su sueño nocturno.
Hasta que uno de esos tantos días de invierno, nublados y fríos, ocultó la presencia y los cantos de Rabito elCartero. ¿Qué habrá pasado?, se decían unos a otros los animalitos del bosque.¡Siempre tan dicharachero este Rabito y ahora sólo hay silencio!. Es la hora de la correspondencia y el bosque no tiene noticias de nadie. ¿Qué habrá ocurrido? Doña Ardilla y doña Ratita, eran dos amigas muy conversadoras y copuchentas y rápidamente hicieron correr la voz por todo el bosque, preguntando noticias o novedadessobre Rabito el Cartero.
Al día siguiente, el alcalde de los Bosques Sureños, don Leoncio Fierro, llamó a una reunión a todos los animalitos de los alrededores. Dándose gran importancia, relató a la concurrencia que el cartero de la comunidad estaba con gripe y fiebre alta, casi abandonado en una casita de alerce viejo. Al oír la razón de la ausencia del conejito cartero, todos sus clientesdecidieron visitar al enfermo que yacía en una cama de algodón, cubierto con una sábana y tosiendo sin parar. Al llegar, los visitantes, por turno, sirvieron de enfermeros y cocineros con el fin de atender a nuestro amigo cartero. Mientras tanto, doña Ardilla y doña Ratita, que tenían mayor experiencia y sabiduría para cuidar a los enfermitos, le prepararon una agüita de toronjil, menta y otrosmenjunjes. Además de darle una bebida de limón y miel, cada cuatro horas, ayudaban a servirle la comida. Y así, durante casi dos semanas, las dos improvisadas enfermeras permanecieron en la casa de Rabito, hasta que sanara de la gripe. Pasado este tiempo, el conejito cartero, se levantó de su cama, con más entusiasmo que nunca, y velozmente acudió al Correo de los Bosques Sureños. Al llegar se diocuenta de la enorme cantidad de cartas atrasadas que debía entregar. Su bolso casi se reventó de tantas cartas y encomiendas. Su corazón desbordaba alegría, cuando temprano, al despertar el alba, nuevamente se escuchaba entre los árboles su inconfundible voz:
¡Amiguitos!¡Gracias, muchas gracias por lo que hicieron por mí!¡Ahora mis cartitas están perfumadas de esperanza y generosidad, porque ayerla tristeza cubría mi cama y hoy nuevamente noticias traigo: alegres o penosas, cartas de amor y despedida, cartas de verdad o de mentira; ¡cartas al fin!¡Quiero escribir una carta, una carta con letras mayúsculas, que se titule:”No hay alegría más grande en el mundo que ser querido y ayudado por tan buenos amigos como ustedes”.
Y mientras entregaba las mil noticias atrasadas, en medio del...
tracking img