Comunicacion y cambio social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6652 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
REVISTA ACADÉMICA DE LA FEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE FACULTADES DE COMUNICACIÓN SOCIAL ISSN: 1995 - 6630

Latinoamérica: la arquitectura participativa de la Comunicación para el cambio
Alejandro Barranquero alejandrobarranquero@hotmail.com Tel.: 626317206
Alejandro Barranquero: Doctor y Licenciado en Periodismo y en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Málaga. Completa suformación en la Universidad Complutense de Madrid, donde realiza los Cursos de Postgrado “Especialista en Comunicación y Gestión Política”, “Especialista en Materialismo Histórico y Teoría Crítica” y “Experto en Comunicación y Arte”. Autor y coautor de más de una veintena de artículos sobre su especialidad, ha trabajado en diferentes medios y en el área de comunicación de diversas instituciones; eimpartido cursos en diversas universidades europeas y latinoamericanas. Actualmente desempeña su labor como investigador en el Centro de Investigación para la Paz (CIP-Fuhem) en Madrid.

Resumen Durante la segunda mitad del pasado siglo XX, Latinoamérica se convirtió en la región mundial más activa en la propuesta de una nueva forma de entender y de ejecutar la “comunicación para el desarrollo”. Sinembargo, la “historia oficial” de la disciplina la ha descrito como una invención esencialmente estadounidense, con aportaciones periféricas de otras regiones. El artículo se propone como objeto trazar una nueva “genealogía” (Foucault) del campo, e interpretar la esencial contribución del continente en la construcción de un nuevo “paradigma participativo”.

1

DIÁLOGOS DE LA COMUNICACIÓN,N°78, ENERO - JULIO 2009

REVISTA ACADÉMICA DE LA FEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE FACULTADES DE COMUNICACIÓN SOCIAL ISSN: 1995 - 6630

1. Una ciencia blanca y occidental

La preocupación por comprender y relacionar la comunicación y los procesos de desarrollo es tan antigua como la propia historia de la humanidad. Es por ello sus precedentes resultan difíciles de situar, ya que no parten de unapreocupación científica estricta, sino de la capacidad del hombre para emplear el lenguaje y la comunicación a fin satisfacer sus necesidades básicas y favorecer su relación con el “otro”. Sin embargo, los primeros intentos de sistematización científica datan de fechas mucho más recientes: mediados del siglo XX. La disciplina de la “comunicación para el desarrollo” nació de forma paralela, aunquecon premisas y objetivos muy diferentes, en dos contextos geográficos tan cercanos como distintos entre sí: Latinoamérica y EE.UU. (Beltrán, 1993). También participaron en su origen, pero de forma más limitada, otras regiones del mundo como África y Asia (Barranquero, 2008; Manyozo, 2007)1.

Aunque el carácter precursor es compartido, la historiografía tradicional ha tendido a adoptar unavisión “colonial” de la disciplina, al relatar sus inicios y principales hitos históricos como una contribución estadounidense, con aportaciones “periféricas” o “subsidiarias” de otras regiones, consideradas, en muchas ocasiones, de menor valor, cuando no meras disputas “ideológicas” o “políticas”, y, por consiguiente, acientíficas. Esta visión parcial deriva del propio proceso de construcciónepistemológica de las ciencias de la comunicación en un sentido más amplio, que se consideran, erróneamente, una invención estadounidense y, en menor medida, europea. Esto es fácil de comprobar si se revisan los programas académicos de cualquier institución, o los principales “reader” que ordenan la materia, circunscritos a un número limitado de autores y textos “canónicos”, la mayor parte de ellos, deprocedencia “occidental”: Lasswell, Schramm, Berlo, Adorno, Williams, etc. Las siguientes líneas pretenden trazar una nueva “genealogía” (Foucault, 2004) de la sub-disciplina de la “comunicación para el cambio”, en una dirección completamente opuesta a la adoptada por la mayoría de los análisis meta-teóricos del campo2. Es decir, iniciaremos el recorrido en la práctica (no en la teoría); en...
tracking img