Conclusiones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1380 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 13 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Conclusiones

Parece ser que el individuo puede, dentro de sus posibilidades, acceder a los distintos conceptos estéticos de los distintos grupos sociales, si no en todos los casos al menos en la mayoría. El hombre puede cultivar su gusto estético, su facultad de apreciación estética, etc., de modo que puede desarrollar la capacidad de poder aquilatar los distintos conceptos de lo bello, de lofeo, de lo trágico, de lo cómico, de lo sublime, etc. Según C Marx, si quieres disfrutar del arte, debes ser una personaartísticamente instruida (16). Pero esto no quiere decir que no exista un perfil clasista en estos conceptos, que no haya una dimensión clasista o de grupo social en estos distintos conceptos. El proletario comunista difícilmente podrá identificarse con el burgués capitalista ensu apreciación de lo heroico (y viceversa). Lo mismo se puede decir de lo sublime, etc. Las apreciaciones de lo heroico, de lo sublime, etc., de estos grupos sociales en ocasiones son antagónicas. Es lógico que así sea. Son grupos sociales (los burgueses y proletarios) que tienen intereses contrapuestos. Por tanto, reflejarán el mundo en oposición entre sí y las resultantes de sus voluntades (dela que nace el concepto estético objetivado) serán contrapuestas también entre sí. No puede existir armonía plena y identificación completa de lo estético en las sociedades antagónicas. El arte y lo estético es clasista. Por eso cada artista, cada filósofo, cada teórico, etc., tiene una propuesta estética. Pero, ¿cobra sentido proponer a los demás (en una especie de prédica social) lo quesupuestamente debe gustarle?

Evidentemente que no.

Cada individuo sabe lo que le gusta. El gusto estético (la capacidad de aquilatar lo estético) es a posteriori en relación al ideal estético. Primero el hombre se apropia el ideal y después se pregunta si este o aquel objeto encaja o no en el ideal en cuestión. Por tanto, no hay que inculcarle nada a nadie, al menos por principio. El individuo partesiempre de sí mismo a la hora de adherirse a un concepto estético. Esto bien lo sabe el artista que se relaciona con el público como aquel que vende una mercancía. El artista Tiene (busca) su público y el público tiene (busca) su artista. La producción produce no sólo el objeto para el sujeto, sino también el sujeto para el objeto (17). La prédica estética ignora este hecho, el hecho de que no secrea un gusto estético por medio de la apreciación estética.

Claro que hay una dialéctica entre la apreciación y la formación del gusto. C. Marx señalaba que sólo la música despierta el sentido musical del hombre (18). Es decir, sin apreciar no puede existir gusto. Un gusto sin apreciación es abstracto. Pero si aquello es cierto (que el gusto presupone la apreciación) más cierto es locontrario: que la apreciación presupone el gusto. Para apreciar se requiere del gusto, mucho más que la relación inversa. El ideal estético se hace objetivo. Después el individuo lo incorpora a su persona, en forma de conciencia individual. Sólo ahora está en condiciones de aquilatar lo estético, es decir desarrollar su gusto. Una vez instalado el gusto, puede apreciar lo estético (desarrollar el acto deconstatar la adecuación o no adecuación del objeto en cuestión al ideal). Entonces ahora la apreciación repercute sobre el gusto: ¿de qué modo?, desarrollándolo. Lo que es efecto se trueca, a su vez, en causa. Es un sistema de acciones y reacciones. Pero la primera causa (el punto de partida) hay que buscarla en lo objetivo: en el ideal estético. Claro que de la misma manera que la sociedad produceal hombre, este produce la sociedad (19). Pero la sociedad en última instancia no es un producto del hombre (como en el contrato social de Russeau), sino que el hombre es un producto social.

Desde este punto de vista, el artista (y también el esteta, el filósofo, el teórico, el crítico de arte, etc.) lo que puede hacer es sugerir un concepto de lo bello, de lo heroico, etc. Pero bajo ningún...
tracking img