Condores no entierran todos los dias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4702 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
1
narración misma, en Tuluá, el 10 de octubre de 1956
4
; empiece el relato de la experiencia
de la Violencia vivida en esa ciudad y en el norte del Valle en los ocho años precedentes.
Cuenta la historia del líder operativo del proceso de conservatización del Valle,
intercalando sin una cronología precisa información sobre distintos momentos en la vida de
este personaje, muchos de loscuales coinciden con puntos álgidos en la historia de la
región y del país. El momento decisivo en su vida y en la historia vallecaucana concuerda
con una fecha significativa para toda Colombia. El 9 de abril de 1948. Tras el asesinato de
Jorge Eliécer Gaitán, candidato liberal a la presidencia, multitudes de colombianos a lo
largo y ancho del territorio nacional volcaron su furia, suindignación en las calles,

4
Betancourt y García en Matones y cuadrilleros informan que León María Lozano es acribillado en Pereira el
10 de octubre de 1956 por el hijo del primer liberal asesinado por sus pájaros en Barragán (133).5
causando destrozos principalmente en establecimientos comerciales y atacando incluso a
miembros de la iglesia,vista en ese momento como aliada del enemigo que hirió con el
magnicidio la dignidad del pueblo colombiano –al menos de la fracción seguidora de este
líder político popular-.
Tuluá no fue ajena al azote de la desesperación que se apoderó de los liberales. Después de
arrasar el comercio, la muchedumbre se lanzó contra el Colegio de los Salesianos, pero
León María Lozano “con treshombres armados con carabinas sin munición y un taco de
dinamita (Álvarez Gardeazábal Cóndores 13)” que lanzó a la masa informe de liberales de
todas las raleas, evitó la destrucción del plantel y protegió a los sacerdotes de lo que bien
pudo haber sido una carnicería santa.
El vendedor de quesos de la galería de Tuluá se convirtió de la noche a la mañana en un
héroe cívico, por cuyocatolicismo de responder el salmo y apoyar a la Santa Madre Iglesia
en todo momento y circunstancia, fue elegido como misionero de una importante „labor
apostólica‟: convertir a Tuluá en un pueblo conservador. Efectivamente, según la novela,
casi en esos términos el doctor Ramírez Moreno, miembro del directorio conservador en
Cali, se refirió a la tarea que el partido estaba encomendando a LeónMaría: actuar contra
“la posibilidad del exterminio de todos los conservadores, de todas las comunidades
religiosas y sobre todo de la fe cristiana (69)” amenazados por los ímpetus violentos de los
liberales, que ya habían ofrecido prueba de lo que eran capaces el 9 de abril.
La novela establece como raíz del conflicto entre liberales y conservadores su intento de
ganar las eleccionespresidenciales de 1949, la meta de los conservadores era diezmar las
mayorías liberales a fin de evitar que el partido liberal recuperara el poder del Estado que
había conservado por dieciséis años (1930-1946). En efecto, la necesidad de conquistar el
electorado llevó a los conservadores a planear una estrategia de aumento de sus partidarios.
La novela sin embargo sólo se concentra en la tácticade la aniquilación, no en la
conversión de la población liberal.
La eliminación violenta de liberales, es mostrada en su vertiginoso ascenso hacia niveles de
ignominia cada vez más altos, que terminan cobijando incluso a conservadores. La
evolución de la violencia va de la mano con la creciente noción de poder afianzada en León
María Lozano, hermanada completamente con la definiciónweberiana de poder como “la
probabilidad que tiene un hombre o una agrupación de hombres de imponer su propia
voluntad en una acción comunitaria, inclusive contra la oposición de los demás miembros
(Weber 682)”
5
. Por muy poco en el caso de León María Lozano esta probabilidad se
convierte en seguridad. León María Lozano, una vez nombrado director de la Casa
Conservadora de Tuluá dirige...
tracking img