Conducta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (640 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo I. LA VIDA
Aunque parezca increíble, es muy cierto y de toda verdad, que ésta tan cacareada
civilización moderna es espantosamente fea, no reúne las características trascendentales delsentido estético, está desprovista de belleza interior.
Es mucho lo que presumimos con esos horripilantes edificios de siempre, que parecen
verdaderas ratoneras.
El mundo se ha vuelto tremendamenteaburridor, las mismas calles de siempre y las
viviendas horripilantes por doquier.
Todo esto se ha tornado cansón, en el Norte y en el Sur, en el Este y en el Oeste del
Mundo.
Es el mismo uniformede siempre: horripilante, nauseabundo, estéril. ¡Modernismo!,
exclaman las multitudes.
Parecemos verdaderos pavos vanidosos con el traje que cargamos y con los zapatos
muy brillantes, aunque poraquí, por allá y acullá circulen millones de infelices hambrientos
desnutridos, miserables.
La sencillez y belleza natural, espontánea, ingenua, desprovista de artificios y pinturas
vanidosas, hadesaparecido en el Sexo Femenino. Ahora somos modernos, así es la vida.
Las gentes se han vuelto espantosamente crueles: la caridad se ha resfriado, ya nadie
se apiada de nadie.
Las vitrinas oaparadores de los lujosos almacenes resplandecen con lujosas
mercaderías que definitivamente están fuera del alcance de los infelices.
Lo único que pueden hacer los Parias de la vida es contemplar sedas yjoyas,
perfumes de lujosos frascos y paraguas para los aguaceros; ver sin poder tocar, suplicio
semejante al del Tántalo.
Las gentes de estos tiempos modernos se han tornado demasiado groseras: elperfume de la amistad y la fragancia de la sinceridad han desaparecido radicalmente.
Gimen las muchedumbres sobrecargadas de impuestos; todo el mundo está en
problemas, nos deben y debemos; nosenjuician y no tenemos con qué pagar, las
preocupaciones despedazan cerebros, nadie vive tranquilo.
Los burócratas con la curva de la felicidad en sus vientres y un buen cigarro en la
boca, en el...
tracking img