Conociendo mi guitarra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (863 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Conociendo mi Guitarra
Primera parte
El origen del instrumento de cuerda
El origen de la música se pierde en la noche de los tiempos. ¿fue creada? ¿inventada? El hombre primitivo ya se dio a simismo la respuesta considerándola como un regalo de los dioses o de Dios. Todos los pueblos de la tierra lo creyeron así, creando en torno sus fábulas y leyendas propias que se han ido transmitiendo através de los siglos.
Grecia honró a Hermes como donante de la música. Era el dios del comercio y de los mercaderes, lo cual lo sitúa bastante lejos de la mas espiritual de las artes, pero eratambién el mensajero de los dioses.
Sus padre Jupiter y su amante Maya, le enviaron seguramente a cumplir una misión y al recorrer Hermes las costas partenopeas encontró la concha vacia de una tortuga.Llevaba unas cuerdas de tripa robadas a su hermano Apolo mientras dormía, las tendio sobre el caparazón… De aquí el origen de la música, el primer instrumento musical; el arpa, cuyo parentesco con ellaúd, y el de este con la guitarra. El laúd se determino primitivamente al-hud. Cierto diccionario árabe-latino asegura que esa palabra significa, además de madera “caparazón de tortuga”. Podría ser unbuen origen.
Con menos mitología pero con sentido mas poetico, una tribu de Java, pueblo extraordinariamente musical entre todos, creía que la música había nacido un dia que el viento arranco unasfibras de bambu y las dejo colgada de un árbol… al pasar el viento junto a ella, la fibra comenzó a emitir sonidos por vibración. La casualidad fue amiga de un javanes que pasaba por allí en aquel momentoy quedo admirado. Quiso imitar a la naturaleza y aquella fibra le inspiro separar otra parecida de una caña de bambu. La dejo sujeta por sus dos extremos y separando estos, introdujo dos ramillas quelas mantenían en tensión. La hizo vibrar y… sono. Aquel sonido, que todavía no era voz, debió ser poca cosa, pero el hombre pudo quedar maravillado al descubrir su poder de transformar por si...
tracking img