Conocimiento probable y confuso en ockham

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7197 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
|I.S.P JOAQUÍN V. GONZALEZ |
|PROFESORADO DE FILOSOFÍA |
|El conocimiento confuso y probable de la causalidad natural ||Ockham |
| |
|Gisela Mariana Vazquez ||Año: 2011 |



|SEMINARIO DE FILOSOFÍA ANTIGUA Y MEDIEVAL |
|DOCENTE: M. ELENA DÍAZ|







“Así el orden empírico del mundo podría

deberse, no a la causalidad, sino

a una “ Constante casualidad””[1]





INTRODUCCIÓN:



El presente trabajo intenta centrarse en la obra de Guillermo de Ockham: filósofo escolástico y escritor polémico, según la Enciclopedia Católica [2]quien “como el abogado del absolutismo secular llegó a negar el derecho de los papasa ejercer el poder temporal o a interferir de cualquier forma en los asuntos del Imperio. Incluso fue tan lejos como para defender la validez del matrimonio adúltero del hijo de Louis, en la jurisdicción política, y a reconocer el poder absoluto del Estado en esta materia”[3].  De hecho, ha sido llamado “el primer protestante”.

Franciscano desde muy joven, orden a la que defendió hasta susúltimos días. Tuvo que enfrentar más de una acusación de herejía, finalmente fue excomulgado mientras vivía bajo la protección del emperador Luis IV de Baviera donde se había refugiado de la corte papal.

Su legado sigue resonando entre nosotros tanto en lógica como en epistemología e incluso es considerado como una de las dos mentes especulativas más grandes de la Edad Media, así como uno de losdos metafísicos más profundos que jamás vivieron ( según C. S. Peirce, 1869) referencias estas que incluyen a Duns Escoto, su homólogo en el bando realista. Los datos que he tomado de su biografía nos anuncian características de un filósofo complejo, creativo y sobre todo transformador de los conceptos de su época, un Inceptor según Fortuny F. J. [4]

Con Dios como punto de partida lo quedaremos a llamar el axioma[5] teológico: por ser Dios el punto desde el cual irradia toda su filosofía. Así el axioma teológico bajo la forma: Dios es omnipotente, es la premisa evidente que no requiere demostración previa y cuya puesta en duda es impensable.
Desde tal omnipotencia de Dios iremos derivando sus consecuencias lógicas, en primer lugar desde su teoría del conocimiento intuitivo desingulares y su filosofía natural basada en la contingencia de los actos de la voluntad divina, lo que nos llevará a un conociendo de los singulares, únicos entes observables y concretos de la realidad, y finalmente nos presentará a la causalidad de Ockham como una “probabilidad” inducida y dependiente de los singulares observados con anterioridad y relacionados sólo como contigüidades temporales.Descubriremos así un Ockham actual muy cercano a Heisenberg y Born[6], a la probabilidad y a la ruptura del principio de uniformidad que pretendía que una causa tenga siempre un mismo efecto. Imaginemos un diálogo atemporal entre Einstein, quien afirmó: “Dios no juega a los dados con los hombres ”[7] y Ockham que podría contestarle: lo que nosotros simples creaciones divinas vemos y llamamos...
tracking img