Consecuencias de aceptar que

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3426 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONSECUENCIAS DE ACEPTAR QUE
EL INICIO DEL INDIVIDUO HUMANO
SE ENCUENTRA EN LA FECUNDACIÓN

Fernando García Díaz

En el análisis de la hipótesis de la fecundación como inicio del ser humano, uno de los aspectos que más nos ha llamado la atención, es la falta de consecuencia en quienes la sostienen. Desde luego, ella se plantea exclusivamente a nivel de ser humano, y nunca referida aplantas o animales, como debiera serlo si se asume como una consecuencia ontológica, y no de simple opción humana. Que sepamos, nadie ha sostenido nunca que quemar unos piñones en una chimenea sea algo paralelo al incendio de bosques, y en este caso de araucaria, o que echar al sartén un par de huevos pudiera constituir el delito de maltrato o crueldad con animales, que contempla el art. 291 bis del C.Penal Chileno. Por lo demás esta inconsecuencia también se ve en el plano religioso, en donde no hemos encontrado esfuerzos por bautizar a “seres humanos” criocongelados.
Pero más grave que todo lo anterior, es que tampoco se asumen las consecuencias que presenta la hipótesis de la fecundación en cuanto a los propios seres humanos. A continuación queremos mostrar, a modo de ejercicio, lo quedebiera significar, en algunas áreas, el aceptar dicha hipótesis. No se trata por cierto de agotar este análisis, sino simplemente de mostrar las consecuencias más significativas, desde la biología, el derecho y la filosofía. Se trata de un cúmulo de ideas que muestran el absurdo al que se puede llegar de asumir la hipótesis que analizamos.

CONSECUENCIAS EN EL ÁMBITO DE LA BIOLOGÍA

1. Notodos los individuos comienzan por fecundación.

La primera conclusión a la que se debe arribar, si se quiere ser consecuente con la hipótesis de que el individuo comienza con la fecundación, parece una verdadera paradoja: no todos los individuos humanos comienzan con la fecundación. El planteamiento mencionado nos obliga a reconocer que al menos habría tres caminos diferentes, empleados por lanaturaleza, para iniciar la existencia del individuo humano.
a) Fecundación. Es la más frecuente. La gran mayoría de los seres humanos iniciarían su existencia mediante la unión de un espermatozoide y un óvulo.
b) Bipartición o fisión binaria. A diferencia de la situación anterior, la existencia de gemelos univitelinos, esto es, con origen en el mismo óvulo fecundado por el mismoespermatozoide, mostraría a algunos individuos en los que el inicio de su existencia se daría de manera muy diferente. Ya se sostenga la tesis de que los dos gemelos tuvieron un origen común, en algún momento posterior a la división del cigoto, en cuyo caso un “individuo” se dividió en dos para dar origen a individuos diferentes, como las bacterias, o que el segundo (¿?) se generó a partir del primero (¿?),en ambos casos habría alguno que no tiene su origen en la fecundación. J. Ugarte, uno de los autores chilenos católicos que con más fuerza ha defendido la hipótesis de la fecundación, reconoce que “Esta es la objeción más seria de las que se hacen a la tesis de que el ser humano comienza con la fecundación”(). Repitiendo los argumentos del profesor Angelo Serra, en sólo un par de páginas calificaa la gemelación como “algo excepcional”, “un error genético ambientalmente inducido”, un “error biológico”, o una “aberración o error biológico”(). Concluye “Cualquiera que sea la explicación válida, se trata de una aberración o error biológico”(). Como se puede apreciar, se trata del argumento más insólito que conocemos. Cuando la realidad no se encuadra dentro de mi pensamiento, descalifico a larealidad. Y todo para terminar diciendo que “La generación del segundo embrión sería un caso de reproducción asexuada” y agregar más adelante “Se trata de una forma de reproducción análoga a la de los unicelulares...”(). ¡Curiosa forma de defender la dignidad humana equiparándonos con las bacterias!
c) Fusión. Acción y efecto de fundir o fundirse, dice el diccionario de la Real Academia de la...
tracking img