Consejos de nicolás maquiavelo para el principe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6219 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PRÍNCIPE

1. “Es necesario ser príncipe para conocer al pueblo y pertenecer al pueblo para conocer al Príncipe”. Consejo uno, Dedicatoria, página 9.
2. “En primer lugar, me parece que es más fácil conservar un Estado hereditario, acostumbrado a unas dinastías, que uno nuevo, ya que basta con no alterar el orden establecido por los príncipes anteriores, y contemporizar después con loscambios que puede producirse”. Consejo dos, Capítulo II, página 12.
3. “De modo que tienes por enemigos a todos los que has ofendido al ocupar el principado, y no puedes conservar como amigos a los que te han ayudado a conquistarlo, porque no puedes satisfacerlos como ellos esperaban, y puesto que le estás obligado, tampoco puedes emplear medicinas fuertes contra ellos; porque siempre, aunquese descanse en ejércitos poderosísimos, se tiene necesidad de la colaboración de los “provincianos” para entrar en una provincia”. Consejo tres, Capítulo III, página 13.
4. “Y quien los adquiera, si desea conservarlos, debe tener dos cuidados: primero, que la descendencia del anterior príncipe desaparezca; después, que ni sus leyes ni sus tributos sean alterados. Y se verá que en brevísimotiempo el principado adquirido pasa a constituir un solo y mismo cuerpo con el principado conquistador. Cuarto Consejo, Capítulo III, página 14.
5. ¨Cuando se adquieren Estados en una provincia con idioma, costumbres y organización diferentes, surgen entonces las dificultades y se hace preciso mucha suerte y mucha habilidad para conservarlos; y uno de los mejores y más eficaces remedios seria quela persona que los adquiriera fuese a vivir en ellos”. Consejo quinto, Capítulo III, página 14.
6. “Otro buen remedio es mandar colonias a uno o dos lugares que sean como llaves de aquel Estado; porque es preciso hacer esto o mantener numerosas tropas. En las colonias no se gasta mucho, y con esos pocos gastos se las gobierna y conserva, y solo se perjudica a aquellos a quienes se arrebatanlos campos y las casas para darlos a los nuevos habitantes, que forman una mínima parte de aquel Estado”. Consejo sexto, Capítulo III, página 15.
7. “Los hombres hay que conquistarlos o eliminarlos, porque, si se vengan de las ofensas leves, de las graves no pueden; así que la ofensa que se haga al hombre debe ser tal que le resulte imposible vengarse”. Consejo Séptimo, Capítulo III, página 15.8. “La ocupación militar es, pues, desde cualquier punto de vista, tan inútil como útiles son las colonias”. Consejo Octavo, Capítulo III, página 15.
9. “El príncipe que anexe una provincia de costumbres, lengua y organización distintas a las de la suya debe también convertirse en paladín y defensor de los vecinos menos poderosos, ingeniarse para debilitar a los de mayor poderío,cuidarse de que, bajo ningún pretexto, entre en su Estado un extranjero tan poderoso como él”. Consejo noveno, Capítulo III, página 15.
10. “Sólo tiene que preocuparse de que después sus aliados no adquieran demasiada fuerza y autoridad, cosa que puede hacer fácilmente con sus tropas, que abatirán a los poderosos y lo dejarán árbitro único de la provincia. El que, en lo que a esta parte se refiere,no gobierne bien perderá muy pronto lo que hubiere conquistado, y, aun cuando lo conserve, tropezará con infinitas dificultades y obstáculos”. Consejo décimo, Capítulo III, página 16.
11. “Los romanos hicieron en estos casos lo que todo príncipe prudente debe hacer, lo cual no consiste simplemente en preocuparse de los desórdenes presentes, sino también de los futuros, y de evitar los primerosa cualquier precio. Porque previniéndolos a tiempo se pueden remediar con facilidad; pero, si se espera que progresen, la medicina llega a deshora, pues la enfermedad se ha vuelto incurable”. Consejo once, Capítulo III, página 16.
12. “Así pasa en las cosas del Estado: los males que nacen de él, cuando se los descubre a tiempo, lo que solo es dado al hombre sagaz, se los cura pronto: pero...
tracking img