Consideraciones básicas del matrimonio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1816 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALGUNAS CONSIDERACIONES BÁSICAS SOBRE
EL MATRIMONIO (Autor. Jay Adams)

Hemos de empezar aquí. No te saltes esta par¬te primera. No hay manera de considerar el divorcio —la disolución del matrimonio—, o el nue¬vo casamiento después del divorcio, hasta que se han establecido algunos hechos esenciales bíbli¬cos sobre el matrimonio mismo. Con demasiada frecuencia, los que discuten sobreproblemas rela-cionados con el divorcio entienden mal (e inter¬pretan mal) los datos bíblicos precisamente por¬que no han dedicado el tiempo necesario a desa¬rrollar un punto de vista bíblico del matrimonio. El esmerarse en hacerlo es vital: los dos se sostie¬nen juntos o se caen juntos.
No voy a considerar el matrimonio en profun¬didad, sino sólo los aspectos del tema que son ab¬solutamente esencialespara conseguir una posi¬ción debidamente escritural sobre el divorcio y el nuevo casamiento. En este libro, pues, el énfasis será sobre estos dos puntos. El estudio del matri¬monio es la ruta al estudio del divorcio.
Como el divorcio es la disolución del matrimo¬nio («separar lo que Dios juntó»), es necesario que descubramos y comprendamos claramente qué es lo que el divorcio disuelve y porqué.
Algunos, por ejemplo, hablan como si el divor¬cio no disolviera necesariamente el matrimonio. Hablan como si las personas divorciadas estuvie¬ran «todavía casadas a la vista de Dios». ¿Es vá¬lido este concepto? El lenguaje no es bíblico; ¿lo es la idea? Si lo es, ¿por qué se opone Cristo a «se¬parar» lo que no se puede separar?
O, dicho de otro modo, ¿pone fin realmente el divorcio almatrimonio, no sólo legalmente, sino también delante del Señor? Sólo si es así puede ser considerada la advertencia de Cristo directa¬mente como una advertencia contra el cometer un acto que no deberíamos cometer.
La cuestión no es meramente académica; la resolución del problema tiene varias e importan¬tísimas implicaciones prácticas para la vida. Y no se pueden evitar en ningún modo de pensarcris¬tiano. Pero para resolver el problema contestando la pregunta, uno, primero, ha de saber qué es lo que establece un matrimonio. ¿Cómo se hace un matrimonio? ¿Cuál es su estado delante de Dios?

¿Qué es el matrimonio?

En contra de gran parte del pensamiento y la enseñanza contemporánea, el matrimonio no es un arreglo de conveniencia humana. No fue dise¬ñado o planeado por el hombre, algo queocurrió en el curso de la historia humana, como una for¬ma conveniente de separar nuestras responsabili¬dades respecto a los hijos, etc. En vez de ello, Dios nos dice que Él mismo estableció, instituyó y or¬denó el matrimonio al principio de la historia hu¬mana (Génesis 2, 3).
Dios diseñó el matrimonio como el elemento fundacional de toda la sociedad humana. Antes de que existieran la Iglesia, laescuela, los nego¬cios (hablando formalmente), Dios instituyó for¬malmente el matrimonio, al declarar: «Dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y se harán una sola carne.» Es importante enseñar esto a los jóvenes.
Si el matrimonio fuera de origen humano, en¬tonces los seres humanos tendrían derecho a des¬cartarlo. Pero como fue Dios el que instituyó el matrimonio, sólo Éltiene derecho a eliminarlo. Él nos ha dicho que el matrimonio no dejará de ser hasta la vida venidera (Marcos 12:25; Lucas 17:26, 27). Y el matrimonio no puede ser regulado según el capricho humano. El matrimonio como institución (que incluye los matrimonios indivi-duales, naturalmente) está sujeto a las reglas esti¬puladas por Dios. Si Él no hubiera dicho nada más sobre el matrimonio después deestablecerlo, nosotros mismos habríamos tenido que fijar sus reglas por nuestra cuenta. Pero Él no nos dejó a oscuras; Dios ha revelado su voluntad sobre el matrimonio en las páginas de la Biblia. Los indi¬viduos pueden casarse, divorciarse y volverse a casar sólo cuando puedan hacerlo sin pecar. Por tanto, hemos de estudiar los principios bíblicos para el matrimonio y respetarlos. Ni un...
tracking img