Conspiracion de acuario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1996 palabras )
  • Descarga(s) : 70
  • Publicado : 1 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EPÍLOGO

A fines de 1979, un colega escritor, tras leer las galeradas de La Conspiración de Acuario a bordo de un avión, me llamó para decirme: «Éste no es tu libro; es nuestro». Con esto se hacía eco de mi idea de la utopía conjunta. Muchas veces me había sentido como una araña que teje una tela a partir de una comunidad de ideas y gentes, y la cronista de una vasta emigración.

Quizá poresa razón, La Conspiración de Acuario se ha revelado más un fenómeno que un libro, una declaración que ha ayudado a catalizar el apoyo a los cambios que describía. A medida que la conspiración se cartografiaba y nombraba, a medida que la red se hacía visible, acumulaba fuerza. En ese sentido, yo no fui tanto una autora como una comadrona.
Incluso antes de la publicación, la reacción al manuscritofue satisfactoria. Cuatro o cinco ejemplares de fotocopias regalados a unos amigos se convirtieron en veinte o treinta en manos de desconocidos. Unas semanas después de su publicación, los dirigentes del movimiento Solidaridad en Polonia había pedido diez ejemplares. El libro fue utilizado como texto en diversos cursos universitarios. Se publicó en el Reino Unido, Francia, Alemania, los PaísesBajos, Suecia, Japón, Portugal y España. Se organizaron grupos de discusión en prisiones, iglesias, agencias gubernamentales e incluso en un pueblo sudafricano.

Más allá de la conspiración que yo había descrito, había una comunidad de líderes respetados que exploraban el horizonte en busca de nuevas ideas útiles. Esta comunidad era una equivalencia dinámica de la estructura de poder tradicional.Dirigí la palabra a grupos tan diversos como educadores sanitarios, físicos nucleares, consejeros escolares, esposas de granjeros canadienses, miembros del Congreso, directivos de proceso de datos, ejecutivos de hoteles, funcionarios de la administración pública, bibliotecarios especializados en obras de medicina, directores de institutos de enseñanza superior y grupos internacionales de jóvenes ylíderes empresariales. Y no sólo les hablé, sino que aprendí de todos ellos.

Recibí millares de cartas cuyo motivo común era el alivio:
«Gracias a Dios, no estoy solo». Decían sentirse vigorizados por el conocimiento de que el cambio no sólo es posible, sino que se está produciendo. Una mujer me escribió: «Las voces ya no claman en el desierto».
Eran más los corazones que albergaban el sueñode un mundo mejor de lo que yo había imaginado en mis momentos de mayor exaltación. El impacto de la visión sigue sorprendiéndome.

Dos años después de la publicación del libro, la World Future Society hizo una amplia encuesta sobre la probabilidad de un «cambio cultural espectacular, como la Conspiración de Acuario, hacia el año 2000». En un 58 % los encuestados respondieron afirmativamente a laprobabilidad de ese cambio.

Naturalmente, una serie de críticos veían con escepticismo esa posibilidad, y me consideraron demasiado optimista y desconocedora de la tremenda magnitud de los problemas. Algunos activistas sociales temieron que el tono esperanzado del libro diera la falsa seguridad de que esa transformación casi se había realizado; les preocupaba, comprensiblemente, que la genteredujera sus esfuerzos. Comprendí con qué facilidad las ideas del libro podían interpretarse como peligrosas o ingenuas. Desde luego, en ocasiones he tenido la sensación de que los escépticos y los detractores debían de estar en lo cierto, de que ni los individuos ni las sociedades pueden cambiar de veras.

A medida que el movimiento crecía, había también más maestros, adiestradores yorganizadores de proyectos que parecían explotar los valores emergentes, haciendo promesas excesivas sobre lo que podían ofrecer y creando una dependencia en personas ávidas de cambio.

Por otro lado, tenía las experiencias y las noticias alentadoras recogidas durante mis viajes, seminarios y conferencias, así como las informaciones de Brain/Mind Bulletin (y Leading Edge, un boletín sobre los cambios...
tracking img