Conspiracion de valladolid

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2748 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CONSPIRACIÓN DE VALLADOLID, 1809 |

 En los comienzos del siglo XIX, Valladolid contaba con una población de aproximadamente 20 mil habitantes, conformada por una minoría peninsular de orígenes vasco y santanderino inmigrados décadas atrás, por “españoles americanos” y por un número considerable de indios, mulatos y representantes de otras castas. La ciudad había crecido paulatinamente, loque podía observarse, sobre todo, en los planos político, económico y material. Valladolid era la sede de un vasto obispado que comprendía a los actuales estados de Michoacán, Guanajuato y partes de San Luis Potosí y Guerrero; fungía como capital de la intendencia del mismo nombre y contaba con la añeja institución del ayuntamiento. Por otro lado, existía en Valladolid una pujante oligarquía quese había consolidado gracias al control que ejercía en determinados puestos del gobierno local, a los vínculos de compadrazgo que varias familias establecieron entre sí y a la variedad de negocios económicos que emprendía en la agricultura, el comercio y la minería. Los miembros de esa oligarquía eran dueños de las principales casas comerciales que había en la ciudad, y quienes controlaban laproducción, circulación y mercado de los principales productos de consumo de toda la provincia. En el aspecto material, la ciudad había seguido aquel diseño urbano que nació en el siglo XVI. A la vista del viajero, Valladolid era una ciudad vertical donde destacaban desde lejos las torres de Catedral, San José, San Agustín, Las Monjas, La Merced y Capuchinas. Al oriente podía verse el acueducto quesurtía de agua potable a la población y una zona de veraneo marcada por la calzada de Guadalupe que desembocaba en la iglesia del mismo nombre. Contaba con más de mil casas, sin considerar los barrios, y 30 templos, incluidas algunas capillas que en la actualidad han desaparecido. Valladolid no fue menos importante en el aspecto cultural. Además de tener el Colegio de San Nicolás y el SeminarioTridentino, y casas de estudios en los conventos de San Francisco, San Agustín y La Merced, por mencionar algunos, un buen número de personas se dedicaban a escribir obras de distinta naturaleza y las mandaban publicar en las imprentas de la capital del reino, estaban suscritos a algún periódico de México o Veracruz que leían semana a semana y solían asistir a las representaciones teatrales que seorganizaban en el coliseo y a las tertulias literarias en casas de particulares. Estas últimas se realizaron en Valladolid a partir del último cuarto del siglo XVIII, cuando gobernó la diócesis de Michoacán el obispo Juan Ignacio de la Rocha, entre 1776 y1782. Por lo general, se hacían una o dos veces por semana en casa de alguno de los personajes de la elite cultural; solían ser llamadas “tertuliasde truco y malilla”, ya que en ellas se reunían los concurrentes a disfrutar de diferentes piezas de azar, así como a retraer la atención a través de un juego de naipes, práctica muy común en la Nueva España de aquel tiempo. El número de asistentes era de alrededor de 12 o 13 individuos, todos ellos varones, quienes desempeñaban algún puesto en el gobierno civil y eclesiástico de Michoacán. Almenos entre 1779 y 1787, cuando aparecen los primeros testimonios sobre su realización en la ciudad, no hay evidencias de que se acepte la participación de mujeres en las tertulias, situación que comenzará a cambiar en los años posteriores, cuando sean ellas las principales anfitrionas en los convites. La hora fijada para la reunión era las 7 de la noche, la mayoría de las veces después de la oración,acompañados de una taza de chocolate o, en otras ocasiones, con aguardiente, pan y vino.  |
Los protagonistas
 No obstante que la lista de implicados comprendía alrededor de 20 personas y otras 30 en forma indirecta, las principales cabezas de la que la historia ha registrado como la Conspiración de Valladolid eran sólo tres: dos militares y un letrado, todos originarios y vecinos de la...
tracking img