Constitucion 1976

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 65 (16008 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CONSTITUCIÓN DE 1976 EN EL ÁMBITO DEL CONSTITUCIONALISMO PORTUGUÉS
Por JORGE MIRANDA
SUMARIO
I. CARACTERÍSTICAS DEL CONSTITUCIONALISMO PORTUGUÉS.—II. LA H I S -

TORIA POLÍTICA Y CONSTITUCIONAL PORTUGUESA.—III. LA IDEA DE DERECHO DE LA REVOLUCIÓN PORTUGUESA DE 1974 Y LA CONSTITUCIÓN DE 1976.—IV. EL PROCESO CONSTITUYENTE.—V. LAS VICISITUDES DE LA ELABORACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN.—VI.CARÁCTER GENERAL Y FUENTES DE LA CONSTITUCIÓN.—VII. LA REFORMA CONSTITUCIONAL DE 1982.

I.

CARACTERÍSTICAS DEL CONSTITUCIONALISMO PORTUGUÉS

Algunas notas básicas deben ser puestas de manifiesto al abordar la temática del constitucionalismo portugués (1). La primera hace referencia a la
(1) LOPES PRACA: Cóleccao de leis e subsidios para o estudo do Direito Constitucional Portugués, II, Coimbra,1884; JOSÉ ALBERTO DOS REÍS: Ciencia Política e

Direito Constitucional, Coimbra, 1908, págs. 21 y sigs.; MARNOCO E SOUSA: Direito Político: Poderes do Estado, Coimbra, 1910, págs. 367 y sigs.; FEZAS VITAL: Direito Constitucional, Lisboa, 1936-1937, págs. 334 y sigs.; JOSÉ CARLOS MOREIRA: Licoes de Direito Constitucional, Coimbra, 1958, págs. 161 y sigs.; MARCELO CAETANO: Manual de CienciaPolítica e Direito Constitucional, II, 6.a ed., Lisboa, 1972, y Constituicoes
Portuguesas, Lisboa, 1978; MANUEL GALVÁO TELES: «Constitui§5es Portuguesas», en

Verbo, págs. 1504 y sigs.; CHRISTIAN DU SAUSSAY: L'évolution constitutionnelle du Portugal contemporain: De la révolution de 1820 á l'Estado Novo, tesis fotocopiada,
Niza, 1973; MARCELO REBELO DE SOUSA: Direito Constitucional, Braga, 1979, págs.135 y sigs.; Rui DE ALBUQUERQUE y MARTIM DE ALBUQUERQUE (con la colaboración de DUARTE NOGUEIRA, JOSÉ MALTEZ y LEITE SANTOS): Historia do Direito Portugués,

multicopiada, II, Lisboa, 1983, págs. 154 y sigs.; JORGE MIRANDA: Manual de Direito Constitucional, I, 3.a ed., Coimbra, 1985, págs. 221 y sigs.; G. CANOTILHO: Direito Constitucional, 4.a ed., Coimbra, 1986.

569
Revista de EstudiosPolíticos (Nueva Época) Núms. 60-61. Abril-Septiembre 1988

JORGE MIRANDA

ruptura que representa frente al momento anterior de absolutismo monárquico. La segunda, a la interdependencia entre las vicisitudes constitucionales y las circunstancias políticas y sociales del país, si bien las ideologías de los siglos xix y xx portugueses son casi todas de origen extranjero. La tercera nota hacereferencia al origen y sucesión de las constituciones por rupturas. La cuarta es la importancia del constitucionalismo para todos los sectores de la vida jurídica y no solamente para el Derecho constitucional. Así como en la mayor parte de los países continentales, el constitucionalismo surge entre nosotros por vía revolucionaria; no a través de la continuidad, sino mediante ruptura con el pasado, seaesa ruptura llevada a cabo por el pueblo en armas (1820-1834), sea llevada a cabo por el propio monarca (1826). Lo que sucede en Portugal —el paso del Estado absoluto al Estado constitucional— queda de manifiesto en la afirmación anterior de que las Constituciones comportan algo diferente y original de cara a las anteriores «Leyes Fundamentales» (2). En segundo lugar, nuestras seis Constituciones—promulgadas en 1822, 1826, 1838, 1911, 1933 y 1976— son el producto de las circunstancias históricas del país y el reflejo de determinados elementos políticos, económicos, sociales y culturales. Fruto de nuestros atribulados siglos xix y xx, traducen sus problemas y contradicciones y se presentan como vehículos de ciertas ideas, intentos de organización de la vida colectiva, proyectos más o menospresentes en la realidad nacional, cuerpos de normas más o menos efectivos y duraderos. Sin embargo, la ideología del constitucionalismo y las distintas ideologías que en su interior se enfrentan no son creaciones nacionales y las Constituciones tienen por fuente Constituciones extranjeras. Esto, por sí mismo, no es extraño ni negativo: tampoco el absolutismo y, después, la ideología...
tracking img