Constitucion economica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 93 (23006 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CONSTITUCIÓN ECONÓMICA: PROMESAS INCUMPLIBLES*

Jorge Cancio Meliá

INTRODUCCIÓN. I. CONSIDERACIONES PREVIAS. CONSTITUCIÓN, ESTADO Y ECONOMÍA. 1. CONSTITUCIÓN, DEMOCRACIA, PODER CONSTITUYENTE Y SOBERANÍA. 2. EL PAPEL DEL ESTADO EN RELACIÓN CON LA ECONOMÍA. II. LA CONSTITUCIÓN ECONÓMICA. 1. APROXIMACIÓN AL CONCEPTO. 2. LA CONSTITUCIÓN ECONÓMICA DE LA CE DE 1978. 3. ALGUNOS HITOSIMPORTANTES EN EL DESARROLLO NORMATIVO Y FÁCTICO DE LA CONSTITUCIÓN ECONÓMICA DE 1978. 4. VALORACIONES DE ESTA EVOLUCIÓN. III. LA INCIPIENTE CONSTITUCIÓN ECONÓMICA EUROPEA. 1. EL TUE Y EL TCE COMO NORMAS “CONSTITUCIONALES”. 2. ELEMENTOS FUNDAMENTALES DE LA CONSTITUCIÓN ECONÓMICA EUROPEA. IV. APUNTES SOBRE EL ACTUAL DEBATE ACERCA DEL FUTURO DE EUROPA. CONCLUSIONES.





INTRODUCCIÓN.


El planteamientode este trabajo es muy simple. Se trata de constatar que el amplio marco jurídico del sistema económico fijado por la Constitución española de 1978, como consecuencia del tan manido “consenso” propio de la transición, ha sido desplazado en gran parte por una regulación unívoca, de carácter neoliberal y carente de la legitimidad democrática necesaria, que supone la existencia de facto de una“constitución económica europea”. Frente a este hecho consumado, que implica una vulneración de la Constitución de 1978, se formulan una serie de observaciones críticas, prestando especial atención, al final de este trabajo, a la oportunidad abierta por el difícil, lento y ocultado proceso de constitucionalización europea actualmente en ciernes.


I. Consideraciones previas. Constitución, Estado yeconomía.


1. Constitución, democracia, poder constituyente y soberanía.

Hoy en día se parte de un concepto democrático de Constitución. En principio, existe cierto consenso entre la doctrina actual en este punto. Así, Manuel Aragón llega a señalar que “sólo es Constitución auténtica, es decir, Constitución normativa, la Constitución democrática […]”[1]. Se destaca el carácter de documentoautorregulativo fundante de los textos constitucionales. Ello lleva generalmente aparejado el establecimiento de procedimientos rígidos de reforma de la norma fundamental por parte de la propia Constitución, dando lugar a lo que se ha denominado el “poder constituyente constituido” que no es más que el soberano juridificado o limitado por sí mismo en su vertiente procedimental, que no material[2].
Desdeun punto de vista de teoría jurídico-política, el poder constituyente[3] es una faceta de la soberanía y ésta, a su vez, es calificada en nuestra norma fundamental como soberanía “popular”, es decir soberanía del pueblo y, por tanto, soberanía democrática. En consecuencia, parece claro que si tomamos al pie de la letra los principios de la teoría jurídico-política actual, de la que se nutrenuestra Constitución vigente, no queda más conclusión que afirmar que en el actual Estado social y democrático de derecho el elemento fundamental debe ser el democrático en lo que a la legitimación, tanto externa como interna, de la Constitución se refiere[4].
En realidad, se trata de tomar al pie de la letra esta postura “ideológica”, en el sentido de que no se compadece con la realidad y por tanto laencubre, para luego utilizarla como rasero u horizonte normativo con el que enjuiciar la legitimidad de la actual constitución económica europea. Frente a esta concepción normativa, reflejada especialmente en el artículo 1.2 de nuestra Constitución, nos encontramos con que en realidad se impone un nuevo tipo de legitimidad, anunciada ya en el Estado de Bienestar[5], que pone el acento no en elautogobierno de los ciudadanos, sino en la eficacia técnico-productiva que en última instancia remite a la arcaica “ley del más fuerte”[6].


2. El papel del Estado en relación con la economía.

Las funciones del Estado en la economía están estrechamente relacionadas con el momento de desarrollo existente del capitalismo[7]. En este sentido, siguiendo a Samir Amin[8] podemos distinguir a muy...
tracking img