Constitucional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 319 (79731 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Constitucionalidad del Habeas Corpus:
Las resoluciones del Tribunal Constitucional y su aplicabilidad jurídica-protectora (Parte 7)
Jesús Enrique Salazar Moreno jesmarks@hotmail.com

1. Marco jurídico especial
2. Ley Nº 23 506: Ley de Habeas corpus y amparo
3. De la acción de Habeas corpus

TÍTULO II
MARCO JURÍDICO ESPECIAL
Capítulo I
Régimen Legal del Habeas Corpus“Una de las más bellas conquistas de que la civilización actual puede enorgullecerse, es precisamente la de haber condenado al fuego todos los instrumentos de la injusticia insana y feroz”.
─ ─ F. Carrara
1. Nota Preliminar:
El nuevo siglo y el nuevo milenio que se ha iniciado, nos permite vislumbrar un halagüeño panorama de reafirmación de la dignidad humana, através del respeto a los Derechos de las Persona. Se sigue viviendo la vorágine de la maldad como consecuencia de las interacciones personales, grupales o sociales, cada vez más conflictivas, si bien la raíz de los conflictos sociales tiene motivaciones diversas, el hombre es para el hombre un lobo. Como decía al poeta ingles Sir Jhon BEAUMONT: “No existen los tiempos malos, es malo el hombre”. Elideal es que se afirme el adagio latino: Homo, homini homo; es decir: “El hombre es para el hombre, un hombre”. Germán BIDART CAMPOS en reciente reflexión sobre el balance y perspectiva sobre los Derechos Humanos desde este siglo al próximo presenta altibajos notorios, que confirman aquella ley de la historia que Maritain calificó como del doble progreso contrario: un progreso hacia el bien y unprogreso hacia el mal. Aún conserva toda su fuerza las expresiones de Norberto BOBBIO, cuando en 1 964 sostuvo que: “El problema grave de nuestro tiempo, respecto de los Derechos Humanos, no es el de fundamentarlos, sino el de protegerlos”.
Se sigue viviendo, pues, una compleja realidad, donde factores de diversa índole violentan y menoscaban los Derechos Fundamentales de la Persona. Desdeluego, esto no es reciente, como tampoco lo es la lucha por afirmar estos derechos y libertades fundamentales a lo largo de las diversas tendencias del pensamiento de la historia de la humanidad. Sin embargo, es consenso actual que los Derechos Humanos, aunque estén solemnemente proclamados en las constituciones – como expresión de su parte dogmática –, serían, en realidad, poca cosa si noestuviesen debidamente garantizados, esto es, que los ciudadanos cuenten con los medios e instrumentos procesales que garanticen su plena vigencia en la vida cotidiana.
Los derechos y libertades fundamentales, por principio, no tienen un valor per se, por el hecho de que estén en un catálogo positivizado en las constituciones políticas – vigencia formal –, sino en tanto que el valor normativoencierra, en esencia, se identifican con las garantías que ellas ostentan. La archiconocida Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1 789, es proverbial cuando alertaba en el siempre citado Art. 16º que: “Toda sociedad en la cual la garantía de los derechos no está asegurada […] carece de Constitución”. Lo propio y ya en el marco de esta perspectiva sobre la garantía que debeostentar la Norma Fundamental para su cumplimiento, KELSEN sentenció en su celebre ensayo sobre la garantía jurisdiccional de la Constitución que: “Una Constitución a la que le falta la garantía de la anulabilidad de los actos inconstitucionales, no es plenamente obligatoria en su sentido técnico”
Las Garantías Constitucionales constituyen hoy en día el tema central de la justicia o, máspropiamente, de la jurisdicción constitucional y, en palabras de otro celebre jurista, Mauro CAPPELLETTI, lo consideran: “Como la vida, la realidad y el porvenir de las Cartas Constitucionales, o en las palabras del autor alemán LECHNER, el Control de la Constitución es: “El coronamiento del Estado de Derecho”.
En suma no basta con que en la Ley Fundamental se prescriba un exquisito conjunto...
tracking img