Contabilidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3309 palabras )
  • Descarga(s) : 30
  • Publicado : 25 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La economía de lo insólito.- 1ª ed. – Buenos Aires : Planeta, 2005.
Campanario, Sebastián

Las tierras salvajes de la economía

Después de la guía telefónica, los libros contables y las publicaciones que sugieren nombres para futuros bebés, los informes semanales de los bancos de inversión deben ser lo más aburrido que hay para leer. Los analistas financieros producen semanalmente textoscortos, que muchas veces se copian entre sí y están repletos de tecnicismos. Por eso llamó tanto la atención la recomendación escrita que hizo a sus clientes James Montier, un empleado del banco alemán Dresdner Kleinwort Wasserstein, a mediados del 2004.

Montier, quien por entonces tenía 33 años y trabajaba en la sede londinense del banco, decidió distribuir un informe poco ortodoxo. Para empezar,casi no incluía números, ni ecuaciones, ni series estadísticas, como es habitual en este tipo de publicaciones. Tampoco recomendaba acciones, ni bonos, ni ningún otro tipo de inversión. Montier le aconsejaba a sus clientes tener más sexo, dormir bien y aumentar la frecuencia de encuentros con amigos.

Que tales reflexiones aparezcan en una carta formal a inversores y no en un libro de filosofíahindú o de autoayuda puede resultar llamativo, pero Montier no fue tildado de loco por sus colegas, y continuó la semana siguiente escribiendo sus informes, esta vez con un tono más convencional. Al fin y al cabo, sus consejos sobre el sexo y la amistad estaban basados en estudios econométricos con centenares de miles de datos muestrales y en una línea teórica en ascenso, desarrollada muyrecientemente: la economía de la felicidad. A su vez, esta subdisciplina es un desprendimiento de otra rama relativamente nueva, aunque con una tradición más robusta, que fue bautizada como “la economía del comportamiento”, y que se nutre de herramientas y datos que vienen de la psicología.

Se trató, en definitiva, de un episodio emergente de uno de los fenómenos más fascinantes que se hayan producidoen la economía en las últimas décadas: el de la expansión de esta disciplina a tierras salvajes, nunca antes exploradas. De pronto, cada vez más analistas se encuentran hablando de temas que hasta hace poco eran impensables para la profesión. La inflación, el desempleo y otras variables macroeconómicas ya no monopolizan los análisis de académicos. Ahora también se habla de orgasmos sexuales,penales de fútbol y todo tipo de eventos de la vida cotidiana. Nadie se escandaliza si en un congreso importante de la profesión se discute un trabajo sobre “la economía de la empatía y la lectura de la mente”, o si una publicación especializada (journal) prestigiosa publica un sesudo modelo teórico que analiza cuánta lluvia es necesaria para disuadir a una persona de salir a correr o de hacergimnasia.

La consigna convocante de la reunión del 2005 de la Asociación de Economistas Americanos fue “Expandiendo las fronteras de la economía”. Una revisión rápida de los artículos presentados revela que hubo más trabajos sobre dietas, experimentos neurológicos y anomalías del comportamiento humano que sobre las variables más tradicionales de la ciencia de Adam Smith y John Maynard Keynes.

En lasuperficie, lo primero que se advierte sobre esta explosión temática es que está volviendo a la economía más divertida y menos acartonada. Sin embargo, esto es apenas un síntoma (bienvenido, desde ya) de un fenómeno mucho más profundo, que está llevando a replantear los supuestos más asentados de la economía tradicional, y que mantiene a la comunidad de académicos y de analistas en estado deperplejidad.

La primera referencia que viene a la mente cuando se habla de economía “de cosas raras” son los trabajos que a partir de fines de los años 60 realizó el Premio Nobel Gary Becker. Pero mientras que Becker se limitó a aplicar algunas herramientas tradicionales de la economía a temas no convencionales hasta entonces, como el crimen o el matrimonio, la reciente revolución incorpora una...
tracking img