Contextualización De La Información Demográfica En El Campo De La Gestión Social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 5 (1249 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 24 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las grandes transformaciones sociales y económicas que han tenido lugar en América Latina en los años 60 y 70 han dejado su impronta en el perfil demográfico de los países. La expansión de las economías ha permitido el aumento en los ingresos reales de amplios sectores de la población, la difusión y aplicación de los últimos avances médicos, el mejoramiento del estado nutricional de la poblacióny su mayor acceso a la atención de salud y a la educación, lo que, a su vez, ha influido sobre el comportamiento demográfico, en el marco de un acelerado proceso de urbanización y de desarrollo de los medios de comunicación.

Esto ha contribuido a mejorar la salud y a prolongar la vida de las personas, así como a modificar valores, creencias y comportamientos referidos a la vida familiar y alnúmero deseado de hijos, creando las condiciones para el descenso de la mortalidad y de la fecundidad. La región en su conjunto incrementó su esperanza de vida de 51.8 a 68.7 años entre aproximadamente 1950 y 1990, mientras que el número de hijos tenidos por las mujeres descendió de 5.9 a 3.1 y la tasa de crecimiento medio anual pasó de 2.7 a 1.8 por ciento en el mismo período. Muchos de estosavances fueron opacados por la crisis de los años 80; no obstante, las tendencias demográficas de la región han continuado avanzando en el proceso de transición demográfica, produciendo cambios ligados a la oferta de recursos humanos y a la demanda de bienes y servicios.

En un libro recientemente publicado por el Centro Latinoamericano de Demografía (CELADE) y el Banco Interamericano de Desarrollo(BID), Impacto de las tendencias demográficas en los sectores sociales en América Latina: Contribución al diseño de políticas y programas, se muestra la diversidad demográfica aun existente en América Latina, debido a que los países de la región han iniciado su transición en diferentes épocas y con ritmos variables. Esto tiene como consecuencia la existencia de diferentes escenarios -actuales yfuturos- para la magnitud y características de la demanda demográficas hacia los sectores sociales. Al poner en evidencia la estrecha relación entre las variables demográficas y la realidad económico-social, el libro destaca que el hecho de encontrarse en diferentes fases de la transición demográfica presenta a los países desafíos diferentes en el campo de la educación, de la salud, del mercado detrabajo, de la seguridad social.

Una consecuencia fundamental de los cambios demográficos es el cambio de la estructura por edades, que hace que países como Chile y Uruguay con elevada cobertura educativa puedan preocuparse menos por el incremento en la población en edad escolar y dedicar sus recursos al mejoramiento de la calidad de la educación. Frente a esto están los casos de países comoGuatemala y Paraguay -e incluso Brasil y México- que pese a haber disminuido su fecundidad, verán todavía incrementar su población en edad escolar. Estos países deberán -al menos durante los próximos diez o quince años- atender una creciente población demandante de educación básica y media, debiendo realizar también el esfuerzo de ampliar su cobertura educativa para absorber la demanda históricamenteinsatisfecha.

La experiencia de los países más avanzados en la transición muestra que, en el campo de la salud, será importante tomar en cuenta no sólo el cambio en las causas de muerte en el marco del proceso de transición epidemiológica, sino más bien el efecto combinado de este con el de la estructura por edades. Aunque a distinto ritmo, todos los países se verán enfrentados al crecimiento dela población de la tercera edad y el consiguiente incremento de enfermedades cardíacas y degenerativas, lo que requerirá reorientar las estrategias de atención hacia tecnologías más especializadas y costosas de diagnóstico y tratamiento, lo que ya constituye un importante desafío para Cuba, Argentina y Uruguay, que tienen entre el 12 y el 17% de su población con 60 años y más.

El descenso...
tracking img