Contextualizacion de la obra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (481 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aunque es preciso meditar y hasta preferible callar, no puede ser aconsejable hacerlo en todo momento, pues cuando está en juego nuestro derecho a la libertad de expresión no se puede asumir el papelde eunucos intelectuales. Siempre y cuando tengamos extremo cuidado en sopesar que nuestro discurso no esté plagado de contradicciones o de falsedades podemos decir con valentía que no somos esclavosde lo que decimos, todo lo contrario, muy dueños de lo que defendemos con nuestros razonamientos.
Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice”, La fría y calculadora sociedad… que terminaaceptando todo por la fuerza o por su propia debilidad; aquella sociedad que jura la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Por muchos años mantuve esa postura, la del silencio, la de lareflexión visceral que sólo uno se puede dar. No era tan malo, pensaba al principio. La catarsis se vivía periódicamente en mí ser: observar al otro, ver cómo piensa, cómo se mueve, cómo reacciona anteuna situación. Y yo terminaba también callada, sin opinar demasiado. ¡No vaya a ser que mi palabra ofenda, que destruya la calma aparente de la situación! ¡Pecado! ¡Blasfemia! Poco a poco (y con ciertodolor) me fui dando cuenta de que yo misma era lo contrario, ya era una esclava de mi silencio. Esclava, con cadenas de eslabones firmes, incorruptibles. Cadenas tan invisibles y ligeras que no sesentían aferrándose a mi ser, a mi mente. Negar palabras es imponer distancias, el silencio no une. Y el silencio es la energía que se transforma para unir cada eslabón. Esa energía que hace que nossintamos cómodos en el sillón del estatismo.

Quiero construir, pero no paredes con cadenas. Deseo transformarnos en una sociedad de albañiles de senderos por los cuales transitar, conocer, reír yvolver a casa, porque también se necesita en cierto modo volver a las raíces. Senderos para caminar descalzo, sin miedo a las espinas. Caminos en los que nos crucemos con todos los demás, y que al...
tracking img