Contrato de hipoteca rojina villegas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4361 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONTRATO DE HIPOTECA

La hipoteca es un derecho real que se constituye sobre bienes determinados, generalmente inmuebles, enajenables, para garantizar el incumplimiento de una obligación principal, sin desposeer al dueño del bien gravado, y que otorga a su titular los derechos de persecución, de venta y de preferencia en el pago, para el caso de incumplimiento de la obligación.
Es unaconsecuencia del derecho real constituido sobre la cosa, y por lo tanto si queremos abarcar en este primer elemento toda una serie de consecuencias jurídicas, es más bien jurídico hablar de derecho real, bastando con mencionar esta característica para que se entienda que por ser además accesorio o de garantía, respecto de una obligación principal, otorgara a su titular los derechos de venta,persecución y preferencia en el pago.
La hipoteca se constituye sobre bienes determinados y enajenables. La hipoteca moderna se caracteriza por el principio de la especialidad, tanto por lo que se refiere a que los bienes objeto del gravamen sean determinados, como por lo que atañe a precisar el monto de la obligación garantizada.
La hipoteca nunca es tacita ni general, para producir efectos contraterceros necesita siempre de registro. Además de la determinación de los bienes, la hipoteca solo puede recaer sobre cosas o derechos enajenables.
Como el fin de la hipoteca es el poder exigir la venta de los bienes gravados, en el caso de incumplimiento de la obligación principal, no se podría alcanzar ese efecto si los bines fuesen inalienables, por la misma razón los bienes deben estar en elcomercio.
Además no basta que la cosa este en el comercio, sino que debe ser enajenable, porque existen bienes en el comercio, como son los que constituyen el patrimonio familiar, los ejidos, que no obstante son inalienables.
La hipoteca es de carácter accesorio toda vez que se constituye para garantizar una obligación principal, la hipoteca como accesoria corre la suerte de la obligaciónprincipal; debe seguir todas las viscitudes y modalidades de la obligación principal, en cuanto a su existencia, validez, nulidad, trasmisión, duración, y extinción. Asimismo los términos y condiciones que afectan la obligación principal, efectuaran la hipoteca.
Sin embargo, las consecuencias que lógicamente podemos derivar del principio, no son respetada en su integrad por el derecho positivo, razonesde orden práctico pretenden flexionar los principios lógicos, separando la hipoteca de la obligación principal, en tres momentos distintos: antes de que nazca la obligación principal, durante su vida y al extinguirse.
Puede nacer la hipoteca antes de la obligación principal, es decir, puede existir lo accesorio anticipadamente a lo principal; la hipoteca puede separarse del crédito y puedesobrevivir al crédito.
No se desposee del bien al constituyente de la misma. Sin perjudicar la garantía los bienes los bienes objeto del gravamen queden en poder del deudor o tercero constituyente y el acreedor este en la posibilidad jurídica de ejercitar sus acciones reales de persecución, venta y preferencia en el pago, para asegurar eficazmente este último en el caso de incumplimiento deldeudor.
El dueño de la cosa de la cosa hipotecada, sigue poseyendo esta; puede explotar dichos bienes y obtener todos los beneficios inherentes sin perjudicar la garantía que ha constituido.
Los bienes muebles por su naturaleza, que se hayan considerado como inmuebles, recobraran su calidad de muebles cuando el mismo dueño los separe del edificio, salvo el caso de que en el base valor de este sehayan computado el de aquellos, para constituir algún derecho real a favor de un tercero. De esta suerte dichos muebles inmovilizados responden en los casos de hipoteca, aun cuando el dueño los separe de inmueble y pasen a poder de un tercero, desapareciendo así el peligro que podría existir por los citados actos de disposición.
La hipoteca concede las acciones persecutorias, de venta y de...
tracking img