Cool

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1487 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La leyenda del minotauro
En aquella época era costumbre en la isla de Creta convocar a la juventud para que tomara parte en los juegos deportivos, en la lucha, en las carreras y en los torneos de toda clase. Una vez que se proclamaban los vencedores, se otorgaban los premios con la más sincera imparcialidad.
A uno de estos certámenes olímpicos concurrieron los campeones de Creta y de Atenas.Andrógeo, hijo de Minos, llevóse el premio de la lucha, disputado entre los ciudadanos de Atenas, Megara y Creta. Los atenienses no quisieron resignarse a una derrota tan poco honrosa y se vengaron cobardemente asesinando al joven Andrógeo.
El rey de Creta, Minos, reúne a sus guerreros, los embarca, llega a Megara, pone sitio a la ciudad, la toma por asalto y luego se dirige a Atenas con laesperanza de obligarla a capitular sin sacrificar muchos hombres. La ciudad de Minerva resiste bastante más tiempo, pero sus vituallas empiezan a agotarse.
El pueblo presiente que Atenas sufrirá la misma suerte que Megara, y los jefes atenienses, desesperados, consultan al oráculo de Delfos para conocer el medio de conjurar el inminente peligro que les amenaza. —No os queda otro recurso —contesta lapitonisa— que aceptar por anticipado sin restricción de ninguna clase las condiciones de Minos.
Dolorosamente indignado por la muerte de su hijo, el rey de Creta impone como condiciones que, durante un período de treinta años, la ciudad de Atenas envíe, una vez por año, siete jóvenes varones y siete hembras para servir de pasto al Minotauro.
El Minotauro en cuestión era un toro gigantesco y deinaudita fuerza, que se alimentaba de carne humana. Teseo no sabía una palabra del trágico accidente que había costado la capitulación de su patria, porque había estado ausente de ella durante la guerra. Llegó a Atenas precisamente en el momento en que estaban ya dispuestos los catorce jóvenes que habían de servir de banquete al Minotauro. Teseo se entera de todo y quiere partir con aquella abnegadajuventud.
Su viejo padre, Egeo, le suplica que no lo haga e intenta disuadirlo; las víctimas han sido ya designadas y él no forma parte del grupo. Pero Teseo no escucha sus lamentos; su voluntad es firme y su deber trazado: defender, ayudar a sus compatriotas y amigos. Si así no obrara, ¿ sería realmente digno de sentarse un día en el trono de su padre?
—Tranquilizaos, padre mío —le dijo—.
Voy adonde el honor me reclama, pero pronto tendréis la satisfacción de vernos a todos sanos y salvos en nuestra querida patria. Egeo despide a su hijo, apesarado y triste, y permanece inmóvil en la orilla; el navío, con las velas negras en señal de luto, se aleja llevándose a su idolatrado hijo. La nave va empequeñeciéndose a medida que se aleja y acaba por convertirse en un punto imperceptible quedesaparece en el horizonte... Curvado por los años y agobiado por profundo dolor, el rey de Atenas regresa penosamente a su palacio. Sólo le queda una esperanza.
Antes de que la nave se hiciera a la vela hizo una suprema recomendación al piloto: —Cuando regreses con el navío, si llevas a Teseo contigo guarnecerás el barco con velas blancas. Si no es así, ya comprenderé perfectamente la tragedia.Significará que no veré más a mi hijo.
El Minotauro habitaba en una profunda caverna, en la extremidad de una extraña morada llamada el Laberinto. Habíala construido el más hábil y audaz arquitecto de aquellos tiempos, con un plan tan inverosímil como extraordinario. Esta construcción fantástica estaba hecha a base de corredores entrecruzados, circuitos, vestíbulos y pasadizos complicadísimos, detal forma que, una vez habíase entrado allí, resultaba imposible encontrar la salida. Al final, todos los visitantes eran víctimas del voraz habitante de aquel lugar maldito.
Cuando entre los insulares de Creta anuncióse ruidosamente y con enorme expectación la llegada de la nave ateniense, una gran multitud quiso contemplar el desembarque de los viajeros. Una de las espectadoras que más se...
tracking img