Copias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1529 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL SIGLO DE ORO ESPAÑOL
 
Del mismo modo que en la Inglaterra de la época isabelina había hecho su brillante aparición un gran teatro de significación nacional, en la España del llamado Siglo de Oro surgió un arte dramático de poderosas y específicas características. Pero, en esta etapa histórica tan decisiva para el teatro universal, y en la que brotaron unos poetas dramáticos tan numerososcomo importantes, desde Juan de Encina hasta Calderón, los lugares en que se representaban las obras de éstos (como ocurrió igualmente en Inglaterra con las de Shakespeare y sus contemporáneos) eran construcciones rudimentarias, de una simplicidad casi siempre muy relacionada con la pobreza.
 
En dos etapas, que a veces se confunden, puede dividirse la evolución del «lugar teatral» en la España delos siglos XVI y XVII. La primera de esas etapas es, como en otros países, la de las carretas trashumantes, la de los cómicos de la legua, especie de juglares con mucho carácter de la Edad Media todavía, y la segunda etapa es la del auge de los corrales, patios de vecindad habilitados para las representaciones.
 
Los cómicos de la legua viajaban y actuaban en grupos, más o menos nutridos, querecorrían los villorrios,, las ciudades y las aldeas, en un continuo desplazamiento. Estos grupos recibían diversas denominaciones, según el número de sus componentes y el género que con más frecuencia representaban. Aparte del llamado bululú, compuesto por un solo juglar, que representaba todos los papeles cambiando la entonación de la voz y con expresiva mímica, los principales grupos teatraleseran: el ñaque, constituido por dos actores; la gangarilla, con tres o cuatro actores y un muchacho que hacia de dama; el cambaleo, con cinco hombres y una mujer que cantaba; la garnacha, con cinco o seis hombres, una mujer que hacía de primera dama y un muchacho que hacía de segunda dama; la bojiganga, con pocos componentes, que representaba autos y comedias en los pueblos pequeños, y lafarándula, con siete o más varones y tres mujeres. Poco a poco, algunos de estos grupos se fueron haciendo sedentarios, se adscribieron a determinadas ciudades y corrales y recibieron el nombre, ya moderno, de compañías. Una compañía normal estaba integrada por dieciséis actores, más catorce comediantes suplentes o supernumerarios,
 
Como nos testimonia el Catálogo Real de España, eran muy numerosas lascompañías que, durante los siglos XVI y XVII, andaban errantes por la península en sus humildes carretas. Representaban obras de Juan del Encina, Gil Vicente, Lucas Fernández, Lope de Rueda, Juan de la Cueva, etc. Y era tanto su éxito, que el propio Nebrija nos habla del placer que le producía escuchar los versos en boca de los actores; un placer mucho mayor que el de su lectura. Las gentes másrudas y primarias, los campesinos analfabetos y los villanos menos letrados acudían con igual entusiasmo que los ciudadanos cultos a las esporádicas funciones teatrales de calles y plazuelas, lugares y villas.
 
Este éxito general de las representaciones públicas fue sin duda una de las principales causas que condujeron a la creación o improvisación de locales estables y más adecuados parahacerlas. Pronto proliferaron estos locales por España. Ya en 1526 existía en Valencia un teatro permanente: el Corral de la Olivera o Vallcubert, cuyas ganancias se destinaban al mantenimiento del hospital. Estaba emplazado en un barrio de lenocinios y de tabernas, y se componía de un corral provisto de un burdo tablado y con una barraca contigua. Este edificio fue conocido por la “Casa de lesrepresentacions i farses”. La entrada valía 4 dineros para estar de pie y 7 para estar sentado.
 
Barcelona tuvo su primer corral de comedias en las Ramblas, en el solar que ocupara el Principal Palacio, y donde ya se representaba en 1581. Valladolid contaba, con el Corral de la Puerta de San Esteban (1575). En Toledo se abrió el Mesón de la Fruta en 1576, y en el Coso de Zaragoza se levantó un...
tracking img