Coplas, leyendas y refranes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3804 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Panderetuca hermosa
sigue tocando
que quiere la mi morena
seguir bailando.

Buenos días señor novio,
también la señora novia,
el padrino y la madrina
y todos los de la boda

A la novia en este día
Dios le de salud y hacienda
y trigo para su año
y después la gloria eterna.

A lo alto, y a lo bajo,
y a lo ligero,
al uso de mi tierra
toco el pandero.

A la fuente voypor agua
al campo por flores
a la iglesia por ver santos
y al baile por ver amores.

La hierbabuena se cría
en las corrientes del agua
donde se cría la buena
se cría también la mala

Si quieres que yo te quiera
ha de ser con el ajuste
que tú no has hablar con nadie
y yo con el que me guste.

Quítate del sol que quema
y de la luna que abrasa
y de las murmuraciones,
que yasabes lo que pasa.

Si quieres venir a verme
ya sabes que duermo sola;
la puerta tengo apeada
con el rabón de la escoba.

Venimos aquí a cantar;
no venimos por dinero,
venimos por darle gusto
a este ilustre Ayuntamiento

Soy blanca como la nieve
y dulce como la miel;
yo alegro los pasteles
y la leche con café.
(El azúcar)
Blanca soy
y, como dice mi vecina,
útil siempre soy en la cocina.
(La harina)
Blanco es,
la gallina lo pone,
con aceite se fríe
y con pan se come.
(El huevo)
Agua pasa por mi casa,
cate por mi corazón.
El que no lo adivinara,
será un burro cabezón.
(El aguacate) | |
Tiene ojos y no ve,
tiene agua y no la bebe,
tiene carne y no la come
tiene barba y no es hombre.
(El coco)
Amarillo por fuera
amarillo por dentro
y con uncorazón en el centro.
(El melocotón)

De celda en celda voy
pero presa no estoy.
(La abeja)

No vuela y tiene un ala,
no es camión y hace «cran».
(El alacrán)

Soy de piel o paño gordo
y me adhiero a tu cuerpo, 
para que no pases frío 
cuando llega el invierno.
(El abrigo)

En medio del mar
hay una negrita,
no come ni bebe
y siempre está gordita.
(La letra A)

LEYENDAS
La mujerherrada
Vivía en la ciudad de México un buen sacerdote, acompañado de su ama de llaves, quien se encargaba de las tareas domésticas.
Un herrero, el mejor amigo del buen capellán, desconfiaba instintivamente de la vieja ama de llaves, y así hubo de decírselo al cura, instándole repetidas veces para que la despidiera, aunque el sacerdote no llegó nunca a hacer caso de tales advertencias yconsejos.
Una noche, cuando ya el herrero se había acostado, llamaron a su puerta violentamente, y al abrir encontróse con dos hombres de color que llevaban una mula. Aquellos hombres rogaron al herrero que pusiera herraduras al animal, que pertenecía a su buen amigo el sacerdote, quien había sido llamado inopinadamente para emprender un viaje.
Satisfizo el herrero el deseo de los desconocidos herrandola mula; y, cuando se alejaban, tuvo ocasión de ver que los indios castigaban cruelmente al animal.
Intrigado e inquieto pasó la noche el herrero, y a primera hora del día siguiente se encaminó a casa de su buen amigo el sacerdote. Largo rato estuvo llamando a la puerta de la casa, sin obtener respuesta, hasta que el capellán fue a franquearle el paso con ojos soñolientos, señal evidente de queacababa de abandonar el lecho.
Enterado por el herrero de lo que sucedió aquella noche, le manifestó que él no había efectuado viaje alguno ni tampoco dado orden para que fueran a herrar la mula. Después, ya bien despierto, se rió el buen capellán muy a su gusto, de la broma de que había sido objeto el herrero. Ambos amigos fueron al cuarto del ama de llaves, por si ésta estaba en antecedentes delo ocurrido.
Llamaron repetidas veces a la puerta, y como nadie les contestara, forzaron la cerradura y entraron en la habitación.
Un vago temor les invadía al franquear el umbral y una emoción terrible experimentaron al hallarse dentro del cuarto.
El espectáculo que se ofreció ante sus ojos era horrible. Sobre la cama ensangrentada, yacía el cadáver de la vieja ama de llaves que ostentaba,...
tracking img