Corrección fraterna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3446 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cómo hacer la corrección fraterna

La comprensión y aceptación de los defectos del prójimo no significa en nosotros una actitud pasiva.
El estar siempre dispuesto a perdonar no supone una actitud de silencio ante los fallos de los demás.

Lo cómodo es decir: <<¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?>>, y desentenderse.
Mejor que complicarnos la vida yendo al hermano yhablándole claramente, preferimos hablar a su espalda, o hacer continuas alusiones veladas para que el otro las capte.
O bien, en un momento dado en que me han pisado el callo, reacciono con un exabrupto, una palabra violenta.
Ésta es la reacción normal ante los defectos y fallos del hermano; la que surge de la carne y de la sangre, no la que surge del amor.

La pasividad no nace del amor, sino dela indiferencia, de la cobardía, del deseo de no complicarnos la vida.
La Sagrada Escritura relaciona continuamente la corrección con el amor, y pone el ejemplo del comportamiento de Dios.

<<A quien ama el Señor le corrige, y azota a todos los hijos que recibe>>.
<<Como hijos los trata Dios, y ¿qué hijo hay a quien su padre no corrija?
Mas si quedan sin corrección,señal es de que son bastardos y no hijos>> (Heb 12,6-8).
Los libros sapienciales nos hablan de cómo un padre que ama a su hijo debe corregirle continuamente. <<Quien escatima la vara, odia a su hijo; quien le tiene amor, le castiga>>
(Prov 13,24; cf Prov 22,15; 23,13-14; 25,15-17;

<<Mejor es reprensión manifiesta que amor oculto. Leales son las heridas del amigo;falsos los besos del enemigo>> (Prov 27,6).
Enemiga es la que a tu cara te dice: <<¡Qué hermosa estás!>>, y por la espalda comenta:
<<Está hecha una ruina>>.

Nuestros amigos más leales son aquellos que nos ayudan a corregir nuestros defectos, y no sólo los pequeños defectos, sino sobre todo aquellos que nos hacen verdaderamente daño.
A propósito de estocomenta san Juan Crisóstomo: <<Si vemos a un hombre que ha abotonado su túnica, o que se la ha puesto del revés, se lo avisamos. Pero si vemos su vida disoluta, no le decimos ni una palabra. Siendo así que lo referente a los vestidos puede provocar a lo más risas, mientras que lo que se refiere al alma puede ocasionar peligros y suplicios>>.

El que no corrige a su prójimo se hacecómplice de sus pecados. Es una doctrina muy dura, pero que encontramos expuesta con toda claridad en la Biblia.
<<Corrige a tu prójimo, para que no cargues con pecado por su causa>> (Lev 19,17).
<<Si yo digo al malvado: ‘Malvado, vas a morir sin remedio’,… y tú no le hablas para advertirle que deje su conducta, él, el malvado, morirá por su culpa, pero de su sangre yo tepediré cuentas a ti>>
(Ez 33,8).
En el capítulo 18 de su evangelio, Mateo ha reunido toda una serie de dichos del Señor referentes a la vida de comunidad.
Es una técnica muy utilizada por el evangelista: reagrupar por temas, palabras y dichos que en otros evangelistas se encuentran dispersos.
Así, encontramos en el evangelio cinco grandes discursos concluidos todos ellos por elmismo estilo:
(cf Mt 7,28; 11,1; 13,53; 19,1; 26,1).
Pues bien, el cuarto de estos discursos es el referente a la vida de comunidad.
En el centro de atención de este discurso está la figura de <<el pequeño>> en la comunidad, el débil, el que puede sufrir escándalo, aquel a quien la comunidad debe cuidar y proteger con especial cariño.
Dentro de esta categoría de<<pequeño>> y <<débil>> está el hermano en peligro de descarriarse, por quien la comunidad se debe interesar especialmente saliendo a su encuentro.
Es el tema de lo que se ha llamado <<cura pastoral del hermano pecador>>.
El buen pastor sale al encuentro de la oveja perdida, y el amor de la comunidad sale al encuentro del hermano pecador mediante la corrección fraterna, que...
tracking img