Corrientes htg

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1510 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Positivismo
Hasta los años treinta de este siglo, (años setenta para España), el estudio de la Edad Media siguió las corrientes positivistas, empíricas o metódicas: la historia empírica es, ante todo, un método: extrae los hechos de los documentos, determina las relaciones que existen entre ellos y que forman la sustancia de la historia general, pero no admite la existencia de leyeshistóricas ni cree en las grandes construcciones que propone la Filosofía de la Historia. Este tipo de historia se centra en la historia de las creaciones intelectuales y en la historia política.
La historia no formula juicios de valor, se limita a recordar la existencia de individuos cuyos actos han tenido consecuencias sobre la vida y la conducta de sus semejantes.
Puede hablarse y se ha insistido enmuchas ocasiones de un cierto determinismos: cada hecho histórico encuentra su causa y su explicación en los hechos que lo preceden. El trabajo de los historiadores consistirá en determinar con precisión el lugar de cada hecho en la cronología para que desempeñen su papel en la serie de causas y consecuencias.
Si hay que citar a medievalistas hispanos a los que quepa calificar de positivistas oempíricos, podríamos elegir entre don Ramón Menéndez Pidal o don Claudio Sánchez Albornoz.
En la ya vieja pugna que opone a objetivistas y subjetivistas, don Claudio se inclina hacia la primera oposición, pero reconoce que los datos manejados por el historiador aparecen teñidos de un doble subjetivismo: el de quienes los transmitieron y el de la personalidad del historiador. Eliminar estesubjetivismo es la primera tarea del historiador, que cuenta para ello con la razón y con el conocimiento de la naturaleza humana, los datos son sometidos a crítica, y dejan de ser meros datos físicos para adquirir un sentido que el historiador debe saber interpretar.
Pasando de la teoría al trabajo concreto del historiador, Sánchez – Albornoz expone un programa que es una imagen perfecta de suactuación: el historiador debe relacionar los hechos científicamente conocidos y llegar a dominarlos racionalmente para lo que necesita responder a mil preguntas.
La tarea del historiador comprende tres fases: 1) estudio y edición crítica de las fuentes 2) Redacción de monografías que permitan resolver los interrogantes planteados y 3) Elevación sobre las fuentes y las monografías de las grandesconstrucciones históricas. Para llevar a cabo este trabajo, el historiador debe dominar una metodología y una técnica, conocer lenguas diversas y variadas disciplinas, estar en contacto permanente con la realidad circundante, tener agudeza mental y tener talento de escritor.

La escuela de los Annales
La sumisión al documento es matizada o rechazada por algunos historiadores entre los que sonrepresentativos Lucien Febvre y Marc Bloch, creadores en 1.929 de la revista Annales d´Histoire économique et sociale que proponen poner en contacto hechos para comprenderse y que, de ordinario, trabajan codo con codo sin conocerse.
Abierta al mundo, la historia es hija de su tiempo y del hombre, no de los datos.
Frente a la objetividad y al determinismo que se desprende de la concatenación delos datos, Lucien Febvre, el más teórico de los fundadores, se muestra claramente subjetivista: “No hay más pasado que el que engendra el historiador. Es el historiador el que hace nacer la Historia. No hay Historia. Hay historiadores.”
La Escuela de los Annales ha evolucionado considerablemnte desde los tiempos de Bloch y Febvre y una de sus últimas vías de investigación ha sido la llamadaHistoria de las Mentalidades.
Desde un punto de vista práctico, Georges Duby recomienda al historiador de las mentalidades que se centre en el estudio de el instrumental mental, comenzando por el lenguaje; de los sistemas de información y educación y de los mitos y creencias.
En los primeros tiempos, también por influencia del marxismo o del antimarxismo, llegó a afirmarse que la mentalidad era...
tracking img